INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

  Portada del DVD de la Serie: Roots

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 16 DE ABRIL DEL 2005 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LA TRADICIÓN ORAL EN LA GENEALOGÍA

Preparado por Julio Amable González Hernández

 

A principios de la década de los años 70, un guardia costero retirado de la Marina de los Estados Unidos escribió una novela histórica que revolucionó la genealogía en su país y por ende en muchas parte del mundo. La novela se llamó Raíces (Roots) y su autor fue el afro-americano Alex Haley. En el argot norteamericano de libreros y bibliófilos esta obra constituyó lo que se denomina un "best-seller".

Mayor aún fue el impacto de la trama vertida en la novela, cuando en el año de 1977 la misma fue llevada a la televisión de los Estados Unidos en una miniserie presentada en seis capítulos. El público norteamericano se sembró en sus asientos durante las horas premium de la pantalla chica para seguir con avidez la historia de los ancestros de Alex Haley.

El autor de esta extraordinaria obra había oído de su abuela Cynthia historias detalladas de sus antepasados, las cuales se venían repitiendo de generación en generación. Ella era hija de Tom el herrero, última generación esclava y quien sacó la familia de una plantación y ya libres la asentó en Tennessee.

Tom el herrero era hijo del gallero George, célebre personaje en su especialidad y quien sufrió los embates de la guerra civil en los Estados Unidos.

El gallero George era hijo de Kissy, esclava que había sido violada por su amo. Kissy a su vez era hija de Kunta Kinte, el joven africano que un buen día en las costas de Gambia fue apresado por unos traficantes de esclavos y llevado al sur de los Estados Unidos.

Le tomó diez años a Alex Haley investigar y corroborar documentalmente el marco de esa tradición oral. Su investigación lo llevó hasta los descendientes de la tribu Mandinga en las costas de Gambia, donde todavía se mantenía la tradición oral de que un joven llamado Kunta Kinte fue raptado por hombres blancos. Este hecho ocurrió a mediados del siglo XVIII y Kunta Kinte distaba siete generaciones de Alex Haley.

Tanto la novela como posteriormente la serie de televisión crearon un tremendo interés entre los norteamericanos por investigar sus raíces. ¿Quiénes fueron sus ancestros? ¿Dónde vivían? ¿Qué profesión tenían? ¿Qué hicieron en los grandes eventos de la historia de su país? ¿Cuándo, por dónde y de dónde inmigraron a Norteamérica? 

Entre las muchas lecciones que esa obra legó, entre quienes la leyeron o vieron, está que la genealogía no es una actividad reservada a los nobles y aristócratas. Igualmente, nos reafirma el valor primario, pero de gran importancia, de la tradición oral en el proceso de la investigación genealógica.

Así, al igual que Alex Haley, en mayor o menor grado, todos tenemos historias que hemos oído de nuestros padres y abuelos, quienes a su vez las oyeron de sus padres y abuelos. Estas historias, relatos y anécdotas forman parte de lo que muchos llaman “la Historia Familiar”.

Es importante recabar cuanto antes esta información de nuestros mayores y transmitirla a los hijos y nietos. Pero aún más importante es escribirla y repartirla por lo menos entre toda la familia.

Lo ideal sería publicar un libro con la mayor cantidad de información y fotografías, tal y como lo han hecho ya muchas familias dominicanas.


Fuentes Bibliográficas: 

Haley, Alex: Roots, Novela llevada a la pantalla en una serie de televisión

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|