INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 9 DE ABRIL DEL 2005 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

PRECISIONES SOBRE EL ORIGEN DE LA FAMILIA FONDEUR

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

La tradición oral de la familia Fondeur recoge un conjunto difuso de informaciones acerca de su origen. Por un lado, se habla que su ascendencia se remonta a cuatro hermanos, hijos de Luis Fondeur, quien presumiblemente arribaría en uno de los buques de la armada de Leclerc en 1802, muriendo en Haití de tifoidea o pasando a la parte Este de la isla o retornando a Francia para regresar a la isla entre 1819 y 1822, ya casado, con sus cuatro hijos y su esposa, una condesa o una dama de compañía de Josefina, la esposa de Napoleón Bonaparte. Otra versión indica que la señora de quien era dama de compañía era de Paulina Bonaparte, esposa de Víctor Leclerc, quien ya viuda, arribó junto a sus pequeños en uno de los barcos de la flota francesa de 1802 y en el que conoció a quien sería su segundo esposo, desembarcando por Haití, para posteriormente establecerse en el Santo Domingo español. Una tercera versión plantea que la viuda de Fondeur fue la única que cruzó la frontera con Haití junto a sus hijos y que conoció a su segundo esposo en territorio colonial español durante la dominación haitiana, y que casaría con él probablemente hacia 1833.

En este rompecabezas de datos, algunos datos coinciden con la verdad histórica, por ser comprobados documentalmente, pero otros no. La primera observación recae sobre el número inicial de hermanos. La memoria familiar recoge los nombres de Furcy, Achille, Eugene y Margarita; esta última moriría a poco tiempo de llegar, presuntamente al comer una fruta venenosa o en el tránsito de Haití a la parte Este de la isla en esa misma circunstancia. El Pbro. Pedro Pablo Báez (Pin), sin indicar mayores referencias, dice que existió otra hermana, Joaquina, casada con Buenaventura Grullón. Para nosotros, un hermano olvidado por el recuerdo familiar fue Basile (Basilio), quien para algunos no es otro que Achille, por el hecho de que sus esposas se llamaban, ambas, Ramona Guzmán. Sin embargo, Achille está enterrado en el Cementerio Las Mercedes de San Francisco de Macorís y Basilio figura como padre de Sinforosa Fondeur, nacida en Moca el 13 de octubre de 1845 y bautizada en la parroquia del Rosario de esa ciudad el 16 de noviembre de ese mismo año por sus tíos Furcy Fondeur y Jacinta Castro de Fondeur.

No obstante lo anterior, a partir de la contrastación de documentos referidos al levantamiento restaurador en Guayubín en 1863, y que aparecen en la obra “Los alzamientos de Guayubín, Sabaneta y Montecristi - Documentos”, de José M. Abréu Cardet y Elia Sintes Gómez, publicada en 2014 por el Archivo General de la Nación, surge la duda acerca de la identidad diferenciada de Achille y Basilio Fondeur.

Achille Fondeur, al igual que su hermano Furcy, residía en Guayubín para febrero de 1863, donde se desempeñaba como comerciante. El general Lucas de Peña, uno de los líderes de la revolución, en una comunicación dirigida al general anexionista José Hungría, fechada en Guayubín el 23 de febrero de 1863, le informa sobre el envío de una comisión de parlamentarios compuesta por Juan Grullón, Achille Fondeur, Fernando Pérez, José Pérez, Aquilino Grullón “y demás” (op. cit., p.387), hecho que ratificaron con posterioridad los señores Juan Grullón (op. cit., p.61) y Angel Núñez, quien también formó parte dicha comisión (op. cit., p.172); sin embargo, el comisionado José Pérez, interrogado sobre el asunto, dijo que uno de sus acompañantes fue “D. Basilio Fondé” (op. cit., p.78). De otro lado, en el acta de capitulación de la plaza de Guayubín, suscrita el día 22 del mismo mes y año, uno de sus firmantes es Achille Fondeur, en su condición de miembro de la junta nombrada por el general Hungría (op. cit., p.120 y 394), pero el contralor de la enfermería militar del lugar, Antonio Puigrubí, identifica a uno de sus miembros como “D. Basilio Fondé” (op. cit., p.110). “Basilio Fondé”, junto a Juan Grullón, sería cuestionado por Hungría en el mes de enero anterior, sobre los aprestos revolucionarios en la zona (op. cit., p.114) y acompañaría al comandante militar de Guayubín, Juan José Garrido, hasta Montecristi, donde se embarcó en la goleta española Matilde después de capitular y entregar la plaza a las tropas dominicanas, el 24 de febrero de 1863 (op. cit., p.63). Finalmente, “D. Acille Fondeur” es citado como “ausente” en Santiago en una relación de individuos fechada en Guayubín el 10 de abril de 1863 (op. cit., p.189).

El nombre de Achille Fondeur aparece escrito indistintamente como Acille Fondear, Achille Fondear, Achille Fondeur, Acille Fondeur, Asir Fondé, Asir Fondeu y Asis Fondé, mientras que Basilio Fondeur figura como Basilio Fondé y Basilio Fondeaur (op. cit., p.716). ¿Llevaría una deformación en la pronunciación del nombre Achille a transformarlo en Basile?

La duda queda disipada por una carta del señor Sergio A. Riva al historiador Vetilio Alfau Durán del año 1941, publicada en 1957 en la revista Clío número 110, órgano de la Academia Dominicana de la Historia. En este revelador documento se señala que María Ramona Guzmán había casado en primeras nupcias con Ramón Valentín Riva, con quien procreó a Amalia, Telésforo y Gregorio Riva, este último padre del autor de la carta y progresista figura cibaeña de la segunda mitad del siglo XIX. Ramón Riva fue una de las víctimas del terremoto de 1842 y su viuda casó años más tarde con Basilio Fondeur, con quien procreó a Julio, quien casó con Juliana Guzmán; Sinforosa, esposa de Joaquín Ortega; Clementina, esposa de Ventura Grullón; Emilia, quien fue cónyuge de Francisco Guzmán; Virginia, casada con Jovino Álvarez, y Guadalupe Fondeur Guzmán, quien contrajo matrimonio con Ventura Álvarez. Basilio procreó además con Norberta Casacó Reynoso a Tancredo Fondeur Casacó, quien caso en Puerto Plata con Ana Joaquina de Lora (1871) y Manuela Anastacia Heureaux Artiles (1892); Francisco Fondeur Casaco, quien casó en Matanzas, María Trinidad Sánchez, el 22 de noviembre de 1891 con Margara García Alvarado, y Buenaventura del Carmen Fondeur Casacó (Ventura), quien casó en Santiago en 1880 con Silvano de Lora Checo.

Un segundo aspecto a precisar lo constituye el apellido de la madre de estos hermanos. La viuda de Luis Fondeur respondía al nombre de Margarita Lajeneusse o Margarita De La Juvenile, aunque también se ha dicho que Lajeneusse o De La Juvenile no eran patronímicos, sino sobrenombres —Marguerite la jeunesse, Marguerite la juvenile— o el apelativo del título de condesa de Margarita…(condesa de la Jeneusse).

En la lápida de la tumba de Achille Fondeur en San Francisco de Macorís no se lee Lajeneusse sino Yoben, patronímico que, como resalta Mario Augusto Penzo Pichardo, en su obra sobre Mario Penzo Fondeur, se trata de “un error en la lápida”, por no existir este apellido en Francia, amén de que Lajeneusse es el patronímico con el que Margarita figura en el acta de bautismo de su hijo Eugene y en el acta de nacimiento de su hijo Achille, que por demás, conforme dicho documento, su nombre correcto era Michel Louis y su real fecha de nacimiento era 31 y no 22 de octubre de 1816. La forma Yoben, a juicio de este autor, puede ser la redacción de la errada pronunciación de “joven” en idioma castellano por un extranjero y al igual que De La Juvenile, una deformación propia de la transmisión de datos por vía oral en el transcurso de varias generaciones.

La tercera cuestión a considerar es el origen noble o cortesano de Margarita Lajeneusse, el cual descartamos de plano. Por su rango social, es impensable que casara con un zapatero, profesión que declaró ejercer Luis Fondeur al momento de declarar a su hijo Achille o Michel Louis, y con la que figura también en el acta de bautismo de Eugene.

El cuarto punto objeto de atención es el origen. Se cita que los Fondeur eran parisinos, cuando se conocen dos lugares de origen distintos. Furcy Fondeur, quien falleciera en Santiago el 22 de noviembre de 1892 a la edad de 78 años (nacería entonces hacia 1815), conforme su acta de defunción, marcada con el número tres del Libro 2 de Defunciones de la Catedral de esa ciudad, sí nació en París, pero su hermano Achille (Michel Louis), conforme su acta de nacimiento y la lápida de su tumba, nació en Burdeos en 1816. Parisino era con seguridad también Eugene, bautizado como André Eugene en la parroquia de La Magdalena de París el 2 de agosto de 1814.

A una quinta consideración nos llevan la fecha de bautismo de Eugene y las fechas de nacimiento de Furcy y Achille: si el primero fue bautizado en 1814 y los dos segundos nacieron en 1815 y 1816, es imposible que arribaran junto a las tropas de Leclerc en 1802 y consecuentemente que su madre conociera en el barco en el que venía como pasajera a su futuro segundo esposo, Pierre Bergés, a quien supuestamente no sobrevivió, muriendo él en Santiago el 21 de junio de 1850.

El matrimonio Bergés-Lajeneusse podría haberse consumado en Francia y no en nuestro territorio, pues en 1848 murió en ese país Julia Bergés, esposa de Bautista Julio Bergés, hija del Dr. Bergés y hermana de Domingo Octavio Bergés, quien en 1871 encaminaba pasos legales en Santiago para hacer valer sus derechos en su sucesión, abierta en la ciudad de Burdeos. Coincidimos con el autor Penzo Pichardo en la tesis de que sus hermanos uterinos los Fondeur, nacidos en Burdeos y París (entre 1812 y 1818, propone Penzo), pudieron haber arribado en los años de la España Boba o la Ocupación Haitiana (para el autor citado entre 1819 y 1822). Al menos Furcy ya vivía en Santiago en 1844, siendo uno de los ciudadanos que tomaron las armas y enfrentaron al ejército haitiano el 30 de marzo de ese año. Su padrastro, el Dr. Bergés, prestó en esa ocasión sus servicios como observador de las tropas enemigas.


Fuentes Bibliográficas: 

Abréu Cardet, José M. y Sintes Gómez, Elia: Los alzamientos de Guayubín, Sabaneta y Montecristi - Documentos, Archivo General de la Nación, Santo Domingo, 2014

Archivo notarial Santiago Reinoso, Protocolo notarial Joaquín de Portes - Sebastián Pichardo, acto 35, 15 abril 1871

Archivo notarial Santiago Reinoso, Protocolo notarial Joaquín de Portes - Sebastián Pichardo, acto 37, 17 abril 1871

Archivo notarial Santiago Reinoso, Protocolo notarial Joaquín de Portes - Sebastián Pichardo, acto 38, 17 abril 1871

Cantisano Arias, H.J. Rafael: Santiago y sus servicios médicos, Editora Cibao, Santiago, 1962

Caslot-Serra, Jean-Pierre, conservador de archivos de la parroquia de La Magdalena, Paris: Carta a Simone Monpierre, de fecha 1 de septiembre de 2010

Hungría Morel, Radamés: Calendas históricas y militares dominicanas, Museo Nacional de Historia y Geografía, Santo Domingo, 1985

Parroquia Nuestra Senora del Rosario de Moca: Libro 4 de Bautismos, folio 127, acta 555

Penzo Pichardo, Mario Augusto: Mario Penzo Fondeur - una vida dedicada al servicio de la ingeniería, Amigo del Hogar, Santo Domingo, 2005

Riva, Sergio A.: Gregorio Riva - Apuntes para su biografía, Clío núm. 110, 1957, p.165-172

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|