INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 31 DE JULIO DEL 2010

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

A SABANETA LLEGAN LOS ACTUALES SAINT-HILAIRE (3 de 4)

Preparado por Leonardo Díaz Jáquez

 

Gregorio Elías Penzo, en su obra póstuma “Hombres y mujeres notables y benefactores de Samaná (1493-1910)”, refiriéndose a Paul Toledo, supuesto hijo de Nicolás Saint-Hilaire e Isabel Toledo, dice que se “estableció en Puerto Plata, donde formó familia”. Partiendo de esa referencia, dirigimos nuestra  investigación a los archivos de la Novia del Atlántico encontrando, en vez de Paul, a Alfonso Saint-Hilaire, casado con Catariana de la Cruz, tal y como está consignado en el acta de bautismo de su hijo Estanislao Julio (Libro III de Bautismos correspondiente al período 1826-1827, folio 44, del 4 de febrero de 1850). Alfonso falleció el 10 de noviembre de 1859 a la edad de 32 años, según acta de defunción No. 78 de la misma fecha, Libro III de Defunciones, correspondiente al período 1841-1862. De su hijo no encontramos ningún rastro posterior.

Sobre su viuda Catariana de la Cruz, en un acto auténtico de venta de 1870, conservado en el Archivo General de la Nación, consta que ella vendió a “Gregorio Rivas la mitad de unos terrenos en la Península de Samaná”. Con Alfonso y su hijo se extingue  el apellido Saint-Hilaire en Puerto Plata en esa época. 

Los archivos del municipio de Santiago Rodríguez comenzaron a aportar datos rápidamente. Allí encontramos actas en las cuales figuran los nombres de Tomás, Pascual, José María, Felipa y Antigua, todos hijos de Juan Saint-Hilaire y Josefa Bueno. Existe una sexta persona, Juana Saint-Hilaire, a quien por falta de documentación no hemos consignado como hija de esta pareja, pero que muy bien puede serlo.

Sin vinculación conocida con Juan Saint-Hilaire localizamos al nombrado Fortuné Saint-Hilaire, residente en El Guanal, quien según el acta de bautismo del 27 de enero de 1875, marcada con el No. 10,  folio 371, del Libro de Bautismos de Sabaneta, dio “procuración” a Juan Gómez y Ramona Reynoso para bautizar a María Gregoria, nacida el 28 de noviembre de 1874 en Hato Viejo, hija legítima de Juan de Dios Díaz y María del Pilar Tejada. Creímos que Fortuné sería el primer Saint-Hilaire en Sabaneta, pero de él no hemos encontrado más noticias.

El 20 de enero de 2008 tuvimos la oportunidad de entrevistar a Samuel Saint-Hilaire Caba, el familiar de más edad que vivía en El Guanal, Santiago Rodríguez, y este me confirmó lo que habíamos encontrado en los documentos: que el primer Saint-Hilaire progenitor de la estirpe en esa provincia y de ese lugar en particular, lo fue Juan Saint-Hilaire, “tío Jean”, como bien tuvo en decirme, para más adelante acotar:  “Papá me decía que esa gente vino aquí por las revoluciones”. Existe una coincidencia entre lo que me dijo Samuel y la historia que contaba mi padre, Ramón Arcadio Díaz Saint-Hilaire, en cuanto a que Juan Saint-Hilaire era hijo único.

Juan Saint-Hilaire nació hacia 1802, según se desprende de su acta de confirmación, asentada en el Libro No. 9 de Actas de Confirmación de 1872 de San José de las Matas y San Joaquín de Guayubín, instrumentada en Sabaneta el 6 de noviembre de 1872 por Leopoldo Santanché de Aguasanta, Vicario Apostólico de la Diócesis de Santo Domingo. En este documento se consigna que Juan tenía entonces 70 años de edad, que era hijo de Francisco Saint-Hilaire, y que su padrino lo fue E. Reyes. No se menciona  el nombre de su madre. De esa misma fecha y referencia, hay otra acta de Ramón, de 9 años de edad, hijo natural de Juana Saint-Hilaire.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|