INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 10 DE MARZO DEL 2007

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

TOPONIMIA Y GENEALOGÍA: VILLA JUANA (10 de 15)

Preparado por Olga Margarita Gómez Cuesta

 

En el año de 1901, los abogados Buenaventura Peña Cifré y Emilio Tejera Bonnetti constituyeron una sociedad que llamaron Compañía de Inversiones Urbanas, con la finalidad de vender grandes extensiones de terrenos familiares ubicados desde el tramo donde hoy se une la calle Doctor Delgado con la avenida San Martín, hasta llegar a lo que se conoce como Miraflores. En ese momento, la avenida San Martín era la carretera Duarte, un camino estrecho que iba al Cibao.

Esos terrenos fueron divididos en tres grandes lotes, y por lo lejano que quedaba el sitio del casco urbano del Santo Domingo a inicios del siglo XX, esos solares no generaron demanda y por tanto los socios decidieron rifarlos. Así comienza la historia de Villa Juana.

En 1948, cuando se retira Buenaventura Peña Cifré, sus hijos desarrollaron en una porción de esos terrenos una urbanización al norte de la hoy avenida San Martín (o carretera Duarte) y formalmente la llamaron Villa Juana, en honor a su madre doña Juana Batlle Rojas. El proyecto surgió en 1950 al amparo de la “Compañía de Inversiones, S. A.”, fundada por Manuel Arturo y Osvaldo Peña Batlle, empresa pionera en la venta y financiamiento de solares en el país.

Buenaventura Peña Cifré era nieto de Pedro de Peña, natural de Canarias, de ocupación labrador, y Eulalia Abreu, hija de Juan de Abreu y María García, de las familias de San Carlos. Su padre Buenaventura Peña Abreu casó con María del Carmen Cifré Alonso, entonces de 19 años, en San Carlos, el 15 de octubre de 1864. Otros hijos del matrimonio Peña Abréu fueron: Eulalia, quien casó con Leopoldo Ariza Tejera; José, quien casó con Carmen Julia Henríquez Perdomo, cuya hija Carmen casó con Julio Ortega Frier;  Manuel de Jesús, quien casó con María Mercedes Garabote Ramos; Juan de Jesús, quien casó con Hipólita (Pola) Mieses Rosa; María del Carmen, quien casó con el boricua Julio Purcell Irizarry; Pedro; Artemia, quien casó con Rogelio Gómez Susana; Aminta, quien casó con Julio César Lluberes Saviñón; y Luis Arturo, quien casó con Rosa Octavia Gautier Aristizábal.

Buenaventura Peña Cifré casó con Juana Batlle Rojas, hija de José Batlle Cabrera y Prudencia Rojas Burgos, en San Carlos, en el año de 1900. Sus hijos fueron: Manuel Arturo, quien casó con María del Carmen Elpidia Defilló Sanz; Carmen, quien casó con Ramón Antonio Morales Garabote, padres del Dr. Luís Morales Peña-Batlle, presidente actual de la Compañía de Inversiones; Osvaldo, quien casó con Rosa Altagracia Morel Franco, y Noemí, quien casó con Luis Eduardo Mella Delmonte.

El socio inicial de Buenaventura Peña Cifré, el Dr. Emilio Tejera Bonnetti, era nieto de Juan Nepomuceno Tejera, quien nació en Mayagüez, Puerto Rico, y que vino a la colonia de Santo Domingo a cursar estudios en la Universidad de Santo Tomás de Aquino. Decidió quedarse definitivamente en territorio dominicano, siendo en 1838 uno de los primeros juramentados como miembro de La Trinitaria. Distribuía en ese entonces una hoja patriótica contra la invasión haitiana conocida como “El Grillo Dominicano”. En 1836 casó con Ana María Penson, hija del inglés Guillermo Nicolás Penson y Ursula Herrera. Procrearon a Manuel de Jesús, Juan Nepomuceno Publio Scipión Emiliano (Emiliano Tejera), María Francisca Clementina, María Merced y Apolinar Vicente Tejera Penson.

Su hijo Emiliano Tejera Penson, investigador histórico, discípulo de Meriño, apologista del hallazgo de los restos de Cristóbal Colón, conocido como político, funcionario honesto a carta cabal y opositor vehemente a la invasión norteamericana del año de 1916, nació en Santo Domingo el 21 de septiembre de 1841 y falleció en 1923. Casó con Clara Bonnetti, hija de Ramón Bonnetti Garó y Julia Ernest.

Uno de sus hijos fue Juan Nepomuceno Emiliano (o Emilio Tejera Bonetti), quien casó con Altagracia Álvarez Trabous, maestra de la Escuela Normal. Los padres de Altagracia Álvarez Trabous fueron Manuel Álvarez Mendoza y Amalia Trabous, quienes además procrearon a Manuel Ernesto, quien casó con Rafaela Mercedes Gloria Ravelo; Mariano; Horacio, quien casó con Angélica Perdomo Frier; Manuel Aquiles; Ángel Salvador; Virgilio, quien casó en Caracas con Telma Renta, hija de Oscar Renta y María Fiallo, y Luis Álvarez Trabous.

Otros hijos del ilustre Emiliano Tejera y Clara Bonnetti fueron Luis Ramón Apolinar, Ana Julia, Ernesto Emiliano, Úrsula Luisa, María Luisa y Clara Ernestina.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|