INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 7 DE MAYO DEL 2005 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LOS  OTTO-DUVERGÉ: LA FAMILIA  DEL  MABÍ  SEIBANO  (2 de 2)

Preparado por Norman Augusto De Castro Cotes

 

Don Tomás Otto Duvergé y sus hermanos fueron entusiastas propulsores del progreso de su pueblo. Tomasito en sus primeros años fue tipógrafo, pequeño comerciante, y el 12 de febrero de 1912, inauguró la primera Fábrica de Hielo en El Seibo. A seguidas montó una agencia de bicicletas, lo que fue un agradable acontecimiento para el pueblo. Más tarde adquir el primer carro que llegó a la ciudad, un Ford, traído con la ayuda de cadenas para poder vadear los baches y fangales de los caminos.

Conforme con sus propósitos de buscar más que hacer, trajo el fonógrafo e instaló un cinematógrafo, para lo cual construyó un local que adaptó para tales fines, y por cuyo escenario desfilaron las mejores compañías artísticas de la época y se exhibieron las películas de más éxito del cine mudo.

Para completar su obra, inauguró el servicio eléctrico en algunas calles.

Ya en la década de los 20, va mejorando y modernizando todos esos servicios: para el cine adquiere un nuevo proyector y una pianola. Mejora y moderniza el alumbrado de las calles e instala otra fábrica de hielo de más capacidad. Inaugura el Café Ideal, de gratos recuerdos. Luego llegan la vitrola, la vellonera, la radio, las lámparas fluorescentes y el cine parlante.

Pero en la década de los 40 comenzó la declinación de aquella noble familia. Los años y la salud agobiaban a ese fuerte roble  que fuera años atrás Don Tomás Otto Duvergé.

Era un día 4 de mayo (1948)...Las fiestas de la Patrona de la Ciudad...Hay fuegos artificiales...alegría...música...; pero las correas de las máquinas entonan una canción de tristeza: Don Tomás  había muerto de un infarto cardíaco al pie de sus motores.

Siete meses más tarde, cae su hermano y compañero de bregas, Don Ovidio Antonio Otto Duvergé.

En 1954 fallece Doña Adela Otto Duvergé. Y el 20 de diciembre de 1971, a la edad de 81 años, entrega su alma al Creador la señorita Dolores Onésima Otto Duvergé, quien elaboró con más éxito el famoso refresco...Pero dejó en manos de su sobrina Adelita y de sus hermanos Ozemita, Ovidio Antonio, Tomás Eligio y José María Otto Morales (hijos de Don Ovidio), la responsabilidad de mantener en alto el nombre de la casa solariega: la conservación de la Planta de Hielo, el mantenimiento de La Industria del Mabí, y el compromiso de no dejar caer el legado más preciado de su larga y honrada familia: !El Amor al trabajo!

El notable beisbolista nuestro César (Cesarín) Gerónimo Zorrilla, es miembro de esta querida familia seibana. Por el lado paterno desciende del Gral. Antonio Duvergé, y por el lado materno desciende del Gral. Ramón Santana, el hermano mellizo del Gral. Pedro Santana.

En Cesarín tenemos por tanto, un buen ejemplo de la inutilidad de rumiar rencores históricos, pues al fin y al cabo, si indagamos bien, comprobaremos que los dominicanos somos una sola gran familia.


Fuentes Bibliográficas: 

Gerónimo Otto, Ml. A.: Apuntes

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|