INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

  Patria, Minerva y María Teresa Mirabal Reyes

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 22 DE MAYO DEL 2010

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LAS HERMANAS MIRABAL (1 de 2)

Preparado por Julio Amable González Hernández

 

Desde la gestación misma de la nación dominicana, la mujer ha jugado, en diferentes tiempos, un papel trascendente en los escenarios que les ha tocado vivir.

La primera en destacarse fue María Trinidad Sánchez (1794-1845), tía del Padre de la Patria Francisco del Rosario Sánchez y ferviente luchadora por las causas independentista. Murió fusilada el 27 de febrero de 1845 por orden de Pedro Santana.

Para la época también sobresale Concepción Bona Hernández (1824-1901), prima del trinitario Pedro Alejandrino Pina, quien con sólo 19 años bordó de forma clandestina la primera bandera dominicana, la cual ondeó el 27 de febrero de 1844 en la Puerta del Conde.

En la región Este del país se destacó Froilana Febles de Rivera (1814-1888) por sus servicios a la causa separatista, no sólo con su trabajo, sino también con sus bienes. Ella y su madre confeccionaron los cartuchos que fueron repartidos a las tropas dominicanas en El Seybo. Froilana casó en 1829 con Ramón Santana Familias. Su unión con esta familia fue decisiva para la materialización de la Independencia y para el mantenimiento del ejército en contra de los intentos haitianos de reconquistar la ocupación.

En nuestras gestas bélicas sobresale la vegana Juana Saltitopa (f. 1860) también conocida como “La Coronela” por su heroica participación en la batalla de Santiago del 30 de marzo de 1844. Se le rememora por el hecho de que en el fragor de la lucha ella llevaba agua a los soldados para enfriar los cañones y aliviar su sed.

Más recientemente encontramos en Santiago a Ercilia Pepín Estrella (1884-1939), notable educadora y ferviente opositora a la ocupación de las tropas norteamericanas en el territorio dominicano, hecho ocurrido de 1916 al 1924.

Sin embargo, el surgimiento de una férrea dictadura en 1930 y su posterior consolidación, levantó de nuevo el patriotismo femenino, esta vez encarnado en una acomodada familia de Ojo de Agua, Salcedo, compuesta por cuatro hijas de un próspero hombre de negocios y una hacendosa ama de casa.

Enfrentaron con valor y gallardía al tirano Rafael Leonidas Trujillo, quien, en una acción abominable, ordenó el asesinato de tres de ellas, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal Reyes, en la carretera que une a Santiago con Puerto Plata, lo cual se concretó la noche del 25 de noviembre de 1960.

La heroicidad y martirologio de estas tres hermanas ha trascendido las fronteras nacionales, habiendo decretado la Organización de las Naciones Unidas el día 25 de noviembre, aniversario de su asesinato, como el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer.

En la recién finalizada XIII Feria Internacional del Libro, la obra ganadora del premio Nacional Feria del Libro Eduardo León Jimenes 2010, lo fue  “Vivas en su Jardín”, de Dedé Mirabal, en el cual narra sus vivencias con sus tres hermanas.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|