INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 23 DE AGOSTO DEL 2008

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LOS VELÁSQUEZ

Preparado por Olga Margarita Gómez Cuesta

 

Afirman los descendientes de José Velásquez que este llegó desde España con su esposa Antonia Lajarriga en busca de un lugar donde fundar un hogar y vivir su amor en paz, huyendo de las diferencias sociales que los separaban. Para una parte de sus descendientes, Antonia era una dama encumbrada y rica que se enamoró de un pobre carpintero. Para otros, Antonia era una princesa española que se enamoró perdidamente de un ebanista que trabajaba para su padre. Casi todos afirman que Antonia Lajarriga vino cargada de títulos, joyas y riquezas.

Por más que hemos investigado no hemos encontrado rastros de la ascendencia de José Velásquez, pero sí de su esposa, que no era hija de un príncipe, sino de Antonio Lajarriga de Medina, un agricultor propietario de terrenos en Palmarejo, quien a su vez era hijo de Luisa Dicuna, de la ¨parte francesa¨ (hoy Haití), y quien casó el 26 de junio de 1819 con Bruna de Medina, hija de Juan de Medina.

El primer vástago de José Velásquez y Antonia Lajarriga fue llamado Jacinto y nació el 14 de septiembre de 1833. Fue un destacado luchador de la guerra restauradora. Casó con Eduviges Hernández López y fueron los padres de Federico Velásquez Hernández, nacido en Guazumal, municipio de Tamboril, el 2 de febrero de 1868, quien descollaría como un destacado político. Educado en la ciudad de Santo Domingo en la escuela hostosiana, fue ministro de los gobiernos de Horacio Vásquez y Ramón Cáceres, e igualmente reconocido por su simpatía abierta con la ocupación norteamericana, jugando  papeles importantes en la política de los primeros años del siglo veinte. Elegido Vicepresidente de la República por el Partido Horacista en 1924, murió desterrado en Puerto Rico el 26 de julio de 1934. En su matrimonio con Filomena Hernández Almánzar, también oriunda de Tamboril, tuvo cinco hijos; Caridad, Luz, Federico, Guaroa y Rafael Velásquez Hernández, destacados profesionales en la Isla del Encanto.

Hermanos de Jacinto Velásquez Lajarriga fueron: Fidelia, quien nació el 24 de abril de 1839 y casó con José Martínez en 1856; Eufemia, quien nació en 1840 y casó con Isidoro Bazil; y Ceferino, quien nació el 26 de agosto de 1835 y casó con Juana Gautier natural de Caracas, Venezuela, con quién procreó a Jesús María (n. 1868), María Tomasa (n. 1869), José Francisco (n. 1871) y Juana Bautista Velásquez Gautier (n. 1874).

Otro de los hijos de José Velásquez y Antonia Lajarriga fue Federico, homónimo de su sobrino y quien se desempeñó como comerciante. Contrajo nupcias tres veces, siendo la primera con Cristina Pereyra, hija de José Andrés Pereyra y Celedonia Casado, procreando a Federico, quien nació el 1 de abril de 1869 y casó con Carmen Eva Reyes Molina, hija de José Rufino Reyes Sianca, insigne compositor de la música de nuestro Himno Nacional y de Carmen Molina; José Antonio, quien nació el 26 de octubre de 1870; Manuel, quien casó con Julia Dubreil Fernández, procreando a Manuel María (Liquito), quien nació el 22 de febrero de 1893 y casó con Hortencia Quiroz, cuya hija Milagros está casada con Raymundo Ripoll; y María Altagracia, quien nació en 1874 y casó con Ramón Fiallo Cabral.

Viudo, Federico Velásquez Lajarriga casó en 1877 con Emilia Bona Rodríguez, hija del médico Santiago Rodríguez y María Merced Bona Hernández, a su vez nieta de Ignacio Bona y Juana de Dios Hernández. Procrearon a Antonia Teolinda Velásquez Bona.

Viudo nuevamente, casó con una prima hermana de la segunda esposa fallecida, Eloísa Gómez Bona, hija de Concepción Bona, quien confeccionó la primera bandera dominicana izada el 27 de febrero de 1844 en el Altar de la Patria, y de Marcos Gómez y Carvajal, comerciante banilejo. Procrearon a Miguel Angel, quien nació en 1888 y casó con su prima hermana Rosa Gómez Pina, y ya viudo con Angélica Piantini; Antonia Concepción (n. 1889), quién casó con Eduardo Lambertus; Concepción María de las Nieves (n. 1891), quien casó con Francisco Camino; y Federico, quien casó con Blanca Piantini, hija de Manuel Piantini García y Juana Monclús.

El octavo hijo de la pareja conformada por José Velásquez y Antonia Lajarriga fue José Dolores, quien casó dos veces, la primera con Rosalía Báez, natural de Baní, cuyos hijos fueron Antonia (n. 1856), Juan (n. 1866), quién casó con Clotilde León; Carmen (n. 1868), Josefa (n. 1869), Francisca (n. 1870) quién casó con Luís Alberto Cruzado; Rosa, y Rafaela Velásquez Báez.

El segundo matrimonio de José Dolores Velásquez Lajarriga fue con Inocencia Rojas, hija de Andrés Avelino Rojas Ravelo y María Villardea, procreando a Federico (n. 1880), Dolores  y Octavio Velásquez Rojas.

La tradicional tesis del amor entre la  princesa y el carpintero dio origen en el siglo diecinueve a ilustres aunque no de noble estirpe familias dominicanas, con grandes aportes a la historia de nuestro pueblo y profundas raíces en la sociedad actual.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|