INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

  Casa de los Espaillat Julia en Santiago de Holger R. Escoto

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 30 DE AGOSTO DEL 2008

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

JULIA: APELLIDO QUE SE EXTINGUE

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

Las razones por las cuales un apellido puede extinguirse en un determinado país o área geográfica son diversas: la movilidad de quienes lo ostentan a otro lugar; la muerte sin descendencia de los integrantes de una generación determinada o la prevalencia de mujeres, cuyo matrimonio implica la sustitución de su patronímico por el de sus esposos entre sus descendientes. Esta última condición es la que ha determinado el limitado número de personas que lleva en la actualidad en nuestro país el apellido catalán Juliá castellanizado como Julia , cuyos troncos fueron Martín José Clemente Julia Galcerán (1788-c.1840), natural de Sitges, y Nicolás Francisco José Julia Blanch (n. 1788), oriundo de Mataró. Martín perteneció a una conocida familia de toneleros y se estableció en la ciudad de Santo Domingo, en tanto que Nicolás vivió primero en Caracas, Venezuela, y más tarde se trasladó a Santiago, donde ejerció con gran fortuna la actividad comercial y su profesión de ingeniero de minas. Fue una figura muy representativa.

Julia Galcerán casó en Santo Domingo con María del Carmen Ruiz, procreando cuatro hijos: Manuela, esposa de Francisco Viñals; María Josefa, quien fue cónyuge de Alejo García y Juan Alvarez; José y Juan (25 de enero de 1818-1 de julio de 1895). En esta familia, el apellido sólo perduró en la rama de Juan Julia Ruiz, pues de su hermano José no se conocen descendientes.

Sin embargo, esa presencia tuvo una manifestación limitada: Juan Julia Ruiz casó en dos ocasiones, no dejando prole en sus segundas nupcias con Teresa Bencosme. De su primer matrimonio en 1843 con Rosa Virginia Julia Rodríguez, hija de Nicolás Julia Blanch y Tomasina Rodríguez Rojas, nacieron ocho hijos, de los cuales sólo tres fueron varones: Julio (Santiago, 12 de diciembre de 1847-Nueva York, 13 de noviembre de 1926), quien casó en Santiago el 5 de enero de 1870 con Inocencia Ricardo; Julio Juan Pablo (n. 12 de agosto de 1849) (a) Juanico, esposo de Albertina Zeller Silva (1855-1886), con quien casó en Puerto Plata el 19 de mayo de 1871, y Leoncio (n. 24 de agosto de 1853).

Las hembras fueron Clementina (n. 8 de febrero de 1845), quien casó con el alemán Enrique Cristóbal Niese, siendo abuela del gestor cultural Rafael Díaz Niese; Enriqueta (8 de julio de 1851-6 de junio de 1876), que contrajo matrimonio en Santiago el 29 de abril de 1871 con el catalán Juan Llompart Riusech; Felicia (10 de agosto de 1856-19 de agosto de 1919), esposa desde el 19 de mayo de 1871 de Augusto Espaillat Espaillat; Dolores Agustina (6 de septiembre de 1857-1935), quien casó con Gustavo Antonio Zeller Silva; y Julia (13 de agosto de 1859-Saratoga, Nueva York, 19 de julio de 1911), esposa de Manuel de Jesús Tavares Portes, con quien casó en Santiago el 24 de junio de 1879.

El matrimonio Julia-Julia favoreció la persistencia del apellido en la estirpe Julia-Rodríguez, pues el único varón, Francisco Antonio, esposo de Rosalía Castillo, procrearía dos hijas, con las que el patronímico se agotaría en esa línea: María Teresa Julia Castillo, casada con José Puente y madre de la escritora y pintora Rosario (Charito) Puente Julia de Wittkop (1890-1970), y Luisa Julia Castillo (Santiago, 26 de noviembre de 1865-Puerto Plata, 1 de junio de 1938), esposa de José del Carmen Ariza. Así, en esta familia, el Julia quedaría como segundo apellido en las ramas a que dieron origen los matrimonios de las restantes hermanas Julia-Rodríguez con descendencia: María Teresa (8 de septiembre de 1813-9 de julio de 1856), esposa desde 1837 de Juan José Llenas Llenas Baralt (1806-1855) y madre del Dr. Alejandro Llenas Julia (1844-1902); Eleonora (f. 1893, Hamburgo, Alemania), casada hacia 1848 con Máximo Grullón Salcedo (1826-1878) y madre del Dr. Arturo Grullón Julia (1869-1942); y María Dolores (Santiago, 1 de marzo de 1834-Hamburgo, 23 de mayo de 1899), quien casó sucesivamente en 1850 y 1858 con Emilio Noelting Finder (1825-1852) y Carl Wilhelm Friedrich Huttingler Schaeffer, siendo madre del prominente químico industrial Emilio Domingo Noelting Julia (1851-1922).

Volviendo a los Julia-Julia, diremos que en la familia de Julio Julia Julia e Inocencia Ricardo, el apellido se perpetuó sólo a través de uno de sus once hijos: Juan Julio Julia Ricardo (Santiago, 21 de abril de 1879-Moca, 1 de febrero de 1934), cónyuge de su prima hermana Enriqueta Espaillat Julia y de María Guzmán Garrido. Sus hermanos Julio Ricardo Julia Ricardo (n. 3 de octubre de 1875), esposo de Carmen Guzmán Morín desde 1903; Julio Alfredo (n. 2 de junio de 1884), casado en 1912 con Aida Elcira Franco Franco y Julio Arturo (n. 23 de abril de 1887), quien casó con Ligia Bermúdez y Lilly Smith, no tuvieron hijos.

En la familia de Juan Pablo Julia Julia y Albertina Zeller Silva, la continuidad del apellido culminó en su  nieto Alberto Julia André (1906-1956), único varón del matrimonio de Juan Alberto Julia Zeller (n. 1886) y Victoria André Méndez en 1905, fallecido sin descendencia. Emilio Julia Zeller no casó, mientras que Leoncio Julia Julia tuvo un único hijo, Leoncio Julia Martínez, nacido en Venezuela.

En las generaciones subsiguientes, el apellido se ha agotado rápidamente: de los tres hijos de Juan Julio Julia Ricardo y Enriqueta Espaillat Julia, sólo José Oscar Julia Espaillat (1914-1987), dejó descendencia, pero femenina: Carmen Virginia Julia Marranzini de Zug (n. 1946) y María Rosa Julia Marranzini de Gutiérrez (n. 1955). En su segundo matrimonio, Juan Julio Julia Ricardo, procreó cuatro hijos: María Teresa (Niní) (1927-2009), José Edmundo (1926-2008), Juan Rafael y Julio Jaime Julia Guzmán (n. 1922), este último historiador y ex director del Archivo General de la Nación. De estos, José Edmundo y Juan Rafael son padres de tres y cuatro varones respectivamente. En ellos y sus hijos se cifra prácticamente la supervivencia de su patronímico.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|