INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 24 DE DICIEMBRE DEL 2005 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LA ASCENDENCIA DAVÍDICA DE JESUCRISTO (1 de 2)

Preparado por Antonio José Ignacio Guerra Sánchez

 

En Palestina y en la época de los Macabeos (168-63 a.C.), se trasladaron familias hebreas de la Judea histórica a la Galilea, en una forma de judaizar una zona que había sido invadida por gentiles venidos de Siria y otras partes durante los dominios de los Asirios (722-586 a.C.), el Imperio de Babilonia (586-546 a.C.) y los Griegos Seleucidas (333-164 a.C.). Es de aquí que aparece una familia compuesta por José y María, asentada en Nazareth de Galilea, cuyos orígenes se remontan a la aldea de Belén o Efrata, cuna ancestral del Rey David.

Es una historia que nos recuerda en nuestros tiempos el movimiento sionista y la creación del moderno Estado de Israel (1948), con la incorporación de poblaciones judías a expensas del poblador palestino, por largo tiempo asentado en esas tierras.

Dos Evangelios ponen énfasis en la ascendencia de Jesucristo: Mateo traza la genealogía de José, el esposo de María hasta Abraham; Lucas, en cambio, la traza desde María hasta Adán, pasando por Abraham y David. Ambas listas coinciden entre Abraham y David, pero discrepan entre David y Cristo. En la cadena de Mateo, en este período, hay 28 eslabones y en la de Lucas 42, algo que los exégetas de todos los siglos han estudiado a fondo sin denostar el contenido y encontrando paralelismos convincentes.

Los Evangelios y las epístolas se dirigen a comunidades específicas de creyentes; Mateo, quien escribe en arameo, se dirige a los judíos y por lo tanto comprueba que en Jesús se cumplen las promesas hechas a Abraham y David. Lucas, que escribe para paganos y gentiles, trazará la genealogía desde Cristo hasta Adán, para demostrar que Jesús vino a salvar no sólo a los hijos de Abraham, sino a todo el género humano caído por el pecado de Adán.

Evangelio según San Mateo, Capítulo 1:
1 Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
2 Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, Jacob engendró a Judá y a sus hermanos,
3 Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zara, Farés engendró a Esrom, Esrom engendró a Aram,
4 Aram engendró a Aminadab, Aminadab engendró a Naassón, Naassón engendró a Salmón,
5 Salmón engendró, de Rajab, a Booz, Booz engendró, de Rut, a Obed, Obed engendró a Jesé,
6 Jesé engendró al rey David. David engendró, de la que fue mujer de Urías, a Salomón,
7 Salomón engendró a Roboam, Roboam engendró a Abiá, Abiá engendró a Asaf,
8 Asaf engendró a Josafat, Josafat engendró a Joram, Joram engendró a Ozías,
9 Ozías engendró a Joatam, Joatam engendró a Acaz, Acaz engendró a Ezequías,
10 Ezequías engendró a Manasés, Manasés engendró a Amón, Amón engendró a Josías,
11 Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando la deportación a Babilonia.
12 Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel engendró a Zorobabel,
13 Zorobabel engendró a Abiud, Abiud engendró a Eliakim, Eliakim engendró a Azor,
14 Azor engendró a Sadoq, Sadoq engendró a Aquim, Aquim engendró a Eliud,
15 Eliud engendró a Eleazar, Eleazar engendró a Mattán, Mattán engendró a Jacob,
16 y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo.
17 Así que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|