INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 20 DE ENERO DEL 2007

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

TOPONIMIA Y GENEALOGÍA: CAMINO DE GÜIBIA (3 de 15)

Preparado por Antonio José Ignacio Guerra Sánchez

 

Lo que hoy es la avenida Independencia de Santo Domingo, a finales del año de 1800, se denominaba Camino de Güibia. En aquel entonces estaba salpicado de estancias placenteras, donde las élites capitaleñas se alejaban de las molestias de la ciudad intramuros. Estas estancias, con el correr de los años, se transformarían en los primeros barrios periféricos de la capital, al iniciarse la lotificación de sus terrenos en cuadras y solares.

Este camino de Güibia partía desde la Sabana del Estado (hoy Parque Independencia) hacia el oeste. 

·        El primer tramo, hacia el lado norte, correspondía a la Estancia de los Lugo, con 320 metros de frente. Hoy, el espacio de esa estancia lleva por nombre ENSACHE LUGO, por haber sido su propietario Tomás Joaquín Lugo Alfonseca (n. 21 de diciembre de 1836), natural de San Carlos de Tenerife (extramuros de Santo Domingo) y quién casó en la iglesia de San Carlos el 16 de agosto de 1864 con su compueblana Cecilia Herrera Viera. Fueron los padres del historiador y hombre de letras Isidro Américo (11 de abril de 1870-4 de agosto de 1952), Ana Teresa (n. 17 de octubre de 1865), Félix Santiago (29 de agosto de 1868-11 de junio de 1942) y Manuel Joaquín (n. 1 de enero de 1867). Los Lugo descienden de Nicolás Lugo Yepes (1807-21 de febrero de 1845) y de Juana de la Trinidad Alfonseca Barias (1812-1891), siendo esta última descendiente de uno de los fundadores de la villa de San Carlos en 1684, don Francisco Alfonseca o Fonseca y de doña Petrona Díaz originarios de Tenerife, Islas Canarias. 

·        A continuación de la Estancia de los Lugo y siempre a mano derecha, en dirección este-oeste, estaba la Estancia de los Pichardo (220 metros de frente), cuyo propietario era José Dolores Loló Pichardo Betancourt (19 de marzo de 1852-7 de diciembre de 1904), natural de San Carlos, quien tuvo con Carmen Eulina Lapeiretta y Baudilia Ceara Fondeur los siguientes hijos: Juana Evangelista (m. 21 de enero de 1963), José (n. 1886), Clara Eugenia (n. 12 de agosto de 1887), Bernardo Martín (n. 1889), Conrado Alberto (n. 1891), Pedro Octavio (n. 1892), Leticia (n. 28 de noviembre de 1895), María (n. 3 de mayo de 1897), Lidia (n. 27 de marzo de 1898) y Luz Pichardo Lapeiretta (n. 4 de noviembre de 1898), y al que fuera Secretario de Estado del Tesoro, don José Furcy Pichardo Ceara (26 de abril de 1891-23 de octubre de 1973). Don Loló era hijo de  José Antonio Pichardo Tejera (1817-1888), luchador febrerista y uno de los firmantes del Acta de Separación del 16 de enero de 1844, y de la sancarleña Juana de la Cruz Betancourt Lara (1810-1886).  Marchó a Santiago de Cuba en 1903 como exiliado, al caer el gobierno de Alejandro Woss Gil y allí murió. Lo que era su estancia forma hoy parte del ENSANCHE PRIMAVERA. 

·        Inmediatamente seguía en el lado norte la Estancia de los De Castro (540 metros de frente). Su propietario era el banilejo Apolinar de Castro Lara (23 de julio de 1836-20 de noviembre de 1889), quien con María Virginia Gómez Alfau (n. 20 de enero de 1843) tuvo a Heriberto Rafael (n. 30 de marzo de 1864), Lea (n. 22 de marzo de 1865) y Publio de Castro Gómez (1866-1879); con Dolores Alfau Bastidas tuvo a Mercedes (n. 1879) y a María Teresa de Castro Alfau (n. 1881). Don Apolinar de Castro era hijo del prócer de la Independencia y Presidente Constitucional Jacinto de Castro (15 de agosto de 1811-13 de diciembre de 1896) y de  María Concepción de Lara Suazo. Los De Castro pertenecen a las familias de la zona de Hincha que se vieron precisadas a huir de las invasiones haitianas. Una calle de este sector honra la memoria de doña Lea de Castro Gómez, quien casó el 23 de julio de 1885 con Enrique Henríquez Alfau (30 de noviembre de 1859-5 de junio de 1940). Fueron los padres del poeta y escritor Rafael Américo Henríquez de Castro (30 de septiembre de 1899-11 de enero de 1968).

El Ensanche La Primavera, como hoy se denomina parte de esa zona, debe su nombre al primer hipódromo que existió en la capital, cuyos establos y graderías podían ser observados en épocas posteriores en el Instituto Escuela, ubicado en la calle Socorro Sánchez.

Otras estancias dignas de ser mencionadas ocupaban el litoral sur del Camino a Güibia hacia el oeste: la Estancia de los Gautier (de Manuel María de la Concepción Gautier y Evarista Rafaela Hinojosa Campillo), la Estancia de los Báez (Teodoro Osvaldo Buenaventura Báez Machado y Sarah Hortensia López-Penha Marchena), la Estancia de los Damirón (Juan Bautista Amable Damirón Burgos y Andrea Rodríguez-Objío), la Estancia de los Nanita (Abelardo Nanita de la Rosa y Aurelia Camelia de León) y la Estancia de los Vicini (Juan Bautista Vicini Cánepa y Mercedes Laura Perdomo Santamaría). Aún muchas de las familias mencionadas conservan  propiedades en estas zonas.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|