INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 24 DE FEBRERO DEL 2007

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

TOPONIMIA Y GENEALOGÍA: VILLA FRANCISCA (8 de 15)

Preparado por Jail Lenín Aurich Martínez

 

Desde el punto de vista genealógico, resultan de gran interés las investigaciones sobre los nombres de varios sectores que conforman la ciudad de Santo Domingo. Nombres y apellidos se han unido con el paso de los años, décadas y hasta siglos a poblaciones, villas, urbanizaciones y ensanches que en su conjunto constituyen la capital de la República.

Uno de estos sectores es Villa Francisca, cuyo origen lo encontramos en doña Francisca Velásquez Objío, esposa del licenciado Manuel de Jesús Galván.

Doña Francisca Velásquez Objío nació en la villa de San Carlos de Tenerife en 1836, siendo su padre Mateo Velásquez Tamaris, nacido a finales del siglo XVIII, e hijo a su vez de Juan Velásquez y María Josefa Tamaris, descendientes de inmigrantes canarios asentados en la villa de San Carlos. La madre de Francisca Velásquez fue Celestina Objío[1] Noble (1811-1865), hija de Agustín Objío Arambule, subteniente de milicias, y de doña Antonia Noble de la Cruz.

Doña Francisca contrajo matrimonio con Manuel de Jesús Galván (1834-1910) el 17 de marzo de 1860. Manuel de Jesús Galván había nacido en la ciudad de Santo Domingo, siendo hijo de Francisco Javier Abreu y María Candelaria Galván[2] Cordero.

Galván ocupó varias puestos gubernamentales, poniendo sus conocimientos a diversas y controversiales corrientes políticas durante toda su trayectoria. Se le considera como uno de los más grandes intelectuales de la República en el siglo XIX y su novela Enriquillo lo coloca en la cúspide de los escritores dominicanos.

La propiedad que designó con el nombre de su esposa era un “lugar bello y pintoresco”, como lo describe el historiador dominicano Luis Emilio Alemar en su obra “La ciudad de Santo Domingo”.

Para 1915, el notable munícipe de origen venezolano Juan Alejandro Ibarra inició su desarrollo, lotificando la otrora  propiedad de Galván. En 1928 donó los terrenos para la construcción del que originalmente se denominó parque Julia Molina y que hoy lleva el nombre de Enriquillo, en honor al cacique y de la novela antes mencionada.

También una de sus calles principales se denomina Caracas, en alusión a la ciudad natal del mencionado munícipe. En 1919, Villa Francisca apenas contaba con 3,793 personas, mientras que el casco colonial de Santo Domingo tenía 13,346 personas, que vivían en 2,717 viviendas, y la villa de San Carlos de Tenerife tenía 4,681 personas repartidas en 962 viviendas.

El matrimonio de Manuel de Jesús Galván y Francisca Velásquez tuvo siete hijos: Ángela, Enrique Julio, Eugenia Teresa, Manuel de Jesús, Antonio, Rafael María Octavio Galván Velásquez.

Francisca Velásquez Objío falleció en la ciudad de Santo Domingo en 1896, a la edad de 63 años, dejando a la posteridad su nombre a uno de los sectores más pintorescos de la ciudad Capital.


Notas Bibliográficas: 

[1] El apellido Objío procede de Astorga, provincia de León, España.

[2] Los Galván son descendientes de Juan de Dios Galván, de la ciudad de Rodrigo, Salamanca, Castilla, España, quién casó hacia 1766 con la criolla  María Manuela Rodríguez.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|