INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 7 DE JUNIO DEL 2008

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

30 DE MAYO: GESTA FAMILIAR (2 de 2)

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

Robert Reid Cabral, en cuya casa se ocultaron temporalmente Juan Tomás Díaz, Antonio de la Maza, Salvador Estrella Sahdalá y Marcelino Vélez Santana luego del ajusticiamiento de Trujillo, era hermano de Donald Reid Cabral, quien figuraba en el grupo político del complot junto a su primo hermano Juan Bautista (Gianni) Vicini Cabral, principal cabecilla del mismo, al que también pertenecían los hermanos Carlos y Marcelino Vélez Santana y José Francisco y Manuel Tapia Brea y Eduardo Alvarez Perelló y Federico Carlos Alvarez Morales, estos últimos tío y sobrino, respectivamente. Un primo hermano de los Reid Cabral y Gianni Vicini Cabral, José María Cabral Vega, se cita como una de las personas indirectamente implicadas.

Cometido el magnicidio, Antonio Imbert Barrera, otro de los ajusticiadores, buscó refugio en la casa de su primo Manuel Durán Barrera; Luis Amiama Tió, enlace entre el grupo político y el general José René (Pupo) Román Fernández, pudo esconderse en casa de otro primo de Imbert Barrera, Andrés Freites Barrera, y Amado García Guerrero hizo lo propio en casa de su tía América García Pereyra. Es preciso anotar que Urania Mueses Pereyra, esposa de Salvador Estrella Sahdalá era prima de García Guerrero. 

Andrés Freites Barrera, miembro del grupo conocido como el de “Mr. X” y quien informó al entonces cónsul de Estados Unidos Henry Deaborn de la eliminación física de Trujillo, estaba casado con Antonia Evangelina Vásquez Gautier, quien resultaba prima segunda de Antonio de la Maza Vásquez por ser hija de Máximo Leonte Vásquez Gautier y Genoveva Gautier González y nieta de Francisco Leonte Vásquez Lajara, hermano de Hortensia Vásquez Lajara, abuela de De la Maza. Era también prima hermana de Ana Josefina Gautier Mercado, esposa de Tabaré Alvarez Pereyra, en cuya casa posteriormente se ocultó Amiama Tió.   

José René (Pupo) Román Fernández, entonces Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, y quien fue contactado para articular el golpe de Estado que seguiría a la muerte de Trujillo, sería procurado una vez ocurriese el hecho por intermedio de un hermano, Ramón Horacio (Bibín) Román Fernández. El ex coronel Manuel Emilio Castillo, quien “en cierto modo” estaba comprometido o conocía de que se gestaba un movimiento para derrocar al dictador, era suegro de Manuel De Ovín Filpo, quien preparó los cartuchos de la escopeta que usó Antonio de la Maza para el primer disparo que impactó a Trujillo.

La conquista de adeptos para la causa del 30 de Mayo se vio cumplida, como hemos demostrado, con la fundamental conquista de parientes en progresión geométrica. Queda claro que la confianza y el secreto que fluían de los nexos consanguíneos fueron claves en la propagación del anhelado ideal de la desaparición de Trujillo, manifestándose en la presencia de padres, hijos, hermanos, primos, tíos, sobrinos, cuñados, yernos y suegros en las acciones preparatorias y ejecutorias del Día de la Libertad.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|