INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 18 DE MARZO DEL 2006

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

EL DIFUSO ORIGEN DE LOS RANCIER

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

El más antiguo ascendiente localizado de la familia Rancier es Pourçain Rancier, nacido en Verneuil, París, Francia, el 7 de septiembre de 1784. Se piensa, aunque sin confirmación, que este personaje pudo haber sido soldado de la expedición que arribó a la isla en 1802, comandada por Víctor Manuel Leclerc y enviada por Napoleón Bonaparte para aplastar la rebelión de los esclavos en Saint Domingue.

Tras la derrota francesa, Pourçain casó con una joven francesa de apellido Lafontaine, radicándose en La Vega. El retorno a la condición de colonia española tras la guerra de la Reconquista en 1808-1809 de la parte Este de la isla, impulsaría a Pourçain a emigrar presumiblemente de nuevo a Francia o a Filadelfia, Estados Unidos, sitio de refugio de la mayoría de los franceses que habían logrado escapar de la revolución de los negros de 1791. Así se piensa, pues registros consultados establecen que una pareja apellidada Ransier arribó al puerto de Filadelfia el 20 de mayo de 1809 procedente de Santiago de Cuba, usual punto de escala de los viajeros que provenían de La Española.

El matrimonio Rancier Lafontaine procreó cinco hijos: Felipe, Alejandro esposo de María Toribia Abréu, Tomás y dos hembras de nombre desconocido. Alejandro fue padre de María Asunción Rancier Abréu, de quien se sabe nació el 8 de mayo de 1861.

Tomás, el hermano mayor, nació en 1818, acaso en Filadelfia, y desarrolló su vida en Santiago de los Caballeros, donde fue sombrerero y murió entre 1858-1860. Allí casó cerca de 1847 con María Dorotea Valverde Díaz (1818-1894), hija de Ramón Valverde de Seda y María del Rosario Díaz Morell de Santa Cruz, dando origen a las cinco líneas conocidas de este apellido en el país, representadas en sus hijos: Felipe, Alejandro, Mercedes, Víctor Inocencio (Santiago, 1847-1913), Pablo Tomás (Altamira, Puerto Plata, 8 de septiembre de 1848-20 de septiembre de 1927), Elisa Adelaida (Santiago, 22 de diciembre de 1855-29 de mayo de 1928) y Tomás Eduardo (Santiago, 1860-Altamira, 15 de junio de 1925).

De ellos:

Víctor Inocencio Rancier Valverde casó con María Nicolasa García (1848-1910). Fue oficial del ejército restaurador.

Pablo Tomás Rancier Valverde celebró nupcias con Clementina Ortiz, Luisa Morel (1853-1889) y Altagracia Lora Ortiz (n. 1860). Fue carpintero, médico práctico, agricultor y Oficial del Estado Civil de Altamira desde 1893 hasta 1919. Una calle de ese municipio lleva su nombre. De su matrimonio con Luisa Morel, el 7 de julio de 1870, en Altamira, nacieron Luisa, Francisco Pelayo, Berminda de Jesús, Pablo Armando, Mercedes y Vitelio Eberaldo Rancier Morel (Santiago, 1888-Altamira, 1965).

Elisa Rancier Valverde casó el 17 de enero de 1871 con Genaro Pérez Tabares (1845-1938). Hijos de este matrimonio fueron: Genaro Andrés (1872-1927), esposo de Rafaela Candelario Domínguez; María Isabel Elisa (1875-1916), casada con Pedro María Rojas Morales; Luis Tomás Demetrio (1877-1963), Enedina Elisa (1879-1962), cónyuge de José María Imbert Desnier; Guillermo Bernardino (1881-1963), Juan Bautista Victoriano (1883-1968), esposo de Filomena Marién de Moya Franco; Pablo Neomisio (1884-1966), esposo de Ana Delia Nuñez Ureña; Francisco Gregorio Froilán (1886), casado con Mercedes Pérez Villanueva; Pedro Augusto (1888-1966), esposo de María Polanco Marte y María Sánchez; Perfecta Asunción (1890), esposa de Daniel Espinal Rodríguez; Tomás Eudoro (1891-1974), quien casó con María Natividad Bergés Bordas; Narcisa Adelaida (1893) y Dorotea de la Caridad Pérez Rancier (1896), quien casó con Julio Ernesto Campillo de Hoyos.

Tomás Eduardo Rancier Valverde casó con Daniela Lendof y fue padre de Enedina y Víctor Rancier Lendof.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|