INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 5 DE MAYO DEL 2007

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

SANDALIA DUARTE DÍEZ: UNA EXISTENCIA ENIGMÁTICA (1 de 2)

Preparado por Víctor José Arthur Nouel

 

En la bibliografía dominicana existen dos versiones acerca de la existencia de Sandalia Duarte Díez, personaje encarnado por una niña de una imagen fugaz y melancólica[1], como dijera Máximo Coiscou Henríquez cuando se refirió a ella en el trabajo más profundo y científico que se haya hecho sobre la familia de Juan Pablo Duarte y Díez, hace ya más de sesenta años.

La primera versión sobre Sandalia la ofrece el historiador caraqueño Dr. Crispín Ayala Duarte, bisnieto de Vicente Celestino Duarte Díez, en una carta que le escribiera al también historiador fray Andrés Mesanza O. P., fechada en Caracas el 17 de septiembre de 1928, en la que le informaba acerca de la familia de Juan Pablo Duarte en Venezuela.

Crispín Ayala escribió a Andrés Mesanza: Siguieron, pues, a D. Juan Pablo, doña Rosa, Da. Filomena, Da. Sandalia, D. Manuel y Da. Francisca. La madre de Duarte, Da. Manuela, sus hermanos (excepto Da. Sandalia, que siendo de poquísimos años fué robada por unos filibusteros norteamericanos y murió a poco de haber reaparecido, víctima de extraña e incurable tristeza) y sus sobrinos D. Enrique, D. Vicente, Da. María Ignacia, D. Romualdo Ricardo y D. Wenceslao, hijos de D. Vicente Celestino, acompañaron a D. Juan Pablo en el destierro que sobrellevó en Venezuela, donde todos acabaron sus días[2].

Esta carta fue publicada in extenso y con notas aclaratorias por Alcides García Lluberes en su artículoContinuación de una nota[3] en el Listín Diario No. 12429, del 6 de enero de 1929. Tenemos que destacar que cuando Crispín Ayala habla de Sandalia al narrar la composición de la familia, lo hace basado en la tradición oral de la familia Ayala-Duarte de Venezuela.

Después de la publicación de dicha carta, todos los historiadores dominicanos se han hecho eco de esta noticia hasta nuestros días y pocos se han ocupado de verificar y autenticar lo expresado sobre Sandalia en dicha comunicación. Don Federico Henríquez y Carvajal, en su artículo La Familia Duarte[4], que aparece en el folleto Gloria a Duarte, publicado en 1930, utilizó esos datos sin compulsa alguna para enumerar los miembros que componían la familia Duarte.

La segunda versión sobre Sandalia la brinda Luis Padilla d'Onis, puertorriqueño, cuando le escribe a Héctor Bienvenido Trujillo Molina el 6 de abril de 1955, en ese entonces Presidente de la República, felicitándolo por haber condecorado a un descendiente del “inmenso prócer”, reverenciando de esta manera la memoria del ilustre Fundador de la República y comunicándole que él venía ocupando su tiempo en una investigación de la vida e historia de Juan Pablo Duarte.

Padilla d'Onis escribió a Héctor Bienvenido Trujillo explicándole las contradicciones que, según él, existen sobre Duarte, a saber: c) Que Juan Pablo Duarte nunca casó ni tuvo hijos, cuando es lo cierto que Juan Pablo Duarte casó con su prima Vicenta Díez y si no casó con ella no se han podido encontrar los documentos los que no impide que sean hallados en lo futuro por lo menos mantuvo con ella una unión irregular, de la que fueron frutos dos niñas: Sandalia y Sinforosa Duarte Díez. En otro párrafo de la carta escribía que Juan Pablo Duarte le recomendó a Vicenta Díez: ... que la mayor de las hijas, Sandalia, la dejase en poder de sus padrinos Blás Pérez y esposa, abuelos de la Sra. Delia Weber, quienes vivían en la entonces calle de El Arquillo[5].

Las investigaciones de las supuestas descendencias de Juan Pablo Duarte en Santo Domingo y San Felipe de Yaracuy en Venezuela, realizadas por Luis Padilla d'Onis en 1955 salieron finalmente a la luz pública en 1992, con el título “Galería de Dominicanos Ilustres - Juan Pablo Duarte y sus descendientes”, con prólogo de Raimundo Tirado, alegado descendiente del patricio y fervoroso defensor de la tesis sustentada por Padilla d'Onis.


Fuentes Bibliográficas: 

[1] Coiscou Henríquez, Máximo: Juan Pablo Duarte y Díez - La Familia, Infancia y Adolescencia, Historia de Santo Domingo - Contribución a su estudio, Tomo II, Santo Domingo, 1943; Duarte en la historiografía dominicana, Recopilación y notas bio-bibliográficas de Jorge Tena Reyes, Santo Domingo, Editora Taller, 1976, pág. 63

[2] García Lluberes, Alcides: Carta del Dr. Ayala-Duarte al historiador Fr. Andrés Mesanza, o. p., Continuación de una nota, Listín Diario, No. 12429, Santo Domingo, 1929; Clío, No. 87 - Órgano de la Academia Dominicana de la Historia, Santo Domingo, 1950, pág. 48; Instituto Duartiano, Volumen I, Santo Domingo, Impresora Arte y Cine, 1970, pág. 32

[3] Rodríguez Demorizi, Emilio; Larrazábal Blanco, Carlos y Alfau Durán Vetilio: Apuntes de Rosa Duarte - Archivos y versos de Juan Pablo Duarte, Instituto Duartiano, Volumen I, Santo Domingo, Editora del Caribe, 1970, pág. 29

[4] Henríquez y Carvajal, Federico: La Familia Duarte, Gloria a Duarte, Santo Domingo, 1930; Duarte - Próceres y Mártires de la Independencia, Santo Domingo, 1945, págs. 124, 125 y 126

[5] Padilla d'Onis, Luís: Carta a Héctor Bienvenido Trujillo Molina, Santo Domingo, 1955 (Copia fotostática tomada del Archivo de Juan Jiménez de la Rosa, fundador y primer presidente del Instituto Duartiano en Caracas, Venezuela)

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|