INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 12 DE MAYO DEL 2007

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

SANDALIA DUARTE DÍEZ: UNA EXISTENCIA ENIGMÁTICA (2 de 2)

Preparado por Víctor José Arthur Nouel

 

De Sandalia Duarte Díez no se ha encontrado ningún documento oficial, civil o eclesiástico, que confirme su paso por este mundo. No se ha hallado su declaración de nacimiento, ni su acta de bautismo, ni su acta de defunción; tampoco se ha encontrado documento alguno en que aparezca, por ejemplo, como testigo presencial de algún acto de la vida civil o como madrina de bautismo de algún pariente recién nacido. No es mencionada por Juan Pablo Duarte en ninguna de sus correspondencias, ni siquiera en las que enviara a sus amigos más íntimos y en las que preguntara por sus familiares. No es mencionada por Rosa Duarte en sus Borradores y tampoco en sus Apuntes definitivos, publicados estos en diferentes épocas en la prensa nacional, en la revista Clío de la Academia Dominicana de la Historia y más recientemente en un volumen editado por el Instituto Duartiano, para darlos a conocer a toda la sociedad dominicana. El supuesto rapto de Sandalia por filibusteros americanos tampoco aparece consignado en las noticias de prensa, ni en los libros de historia, ni en documentos oficiales de la época.

Imaginemos siquiera que esto hubiese sucedido; que real y efectivamente como se nos narra, la hermana más pequeña de Juan Pablo Duarte ... siendo de poquísimos años fué robada por unos filibusteros norteamericanos...[1]. Este rapto, si hubiese ocurrido, habría sido tomado por los trinitarios como una posible acción en contra de Juan Pablo Duarte, para atemorizarlo y hacerlo desistir de sus propósitos, presionarlo al extremo, con la desaparición del familiar más débil, su hermana más pequeña. ¿Creen ustedes que una noticia como esa iba a quedar sin ningún comentario? ¿Qué Félix María del Monte, Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella, por sólo mencionar tres de los amigos del grupo de los trinitarios, iban a quedarse mudos e inmóviles ante una tragedia familiar como esta? ¿Una que envolvía al líder principal, al que era la cabeza del proceso revolucionario que propugnaba por la separación definitiva de los haitianos, la independencia pura y simple y la formación de la República Dominicana como nación libre y soberana?

Pero lo más contundente de todo lo expuesto sobre Sandalia Duarte Díez es el testamento manuscrito de don Juan José Duarte Rodríguez ante José María Pérez hijo notario público nombrado y juramentado para la común de Santo Domingo, instrumentado el día 30 de agosto de 1843, unos tres meses antes de don Juan José fallecer el 25 de noviembre de ese mismo año. Al testar, declara:... soy legítimamente casado con la ciudadana Manuela Díez, de cuyo consorcio hemos procreado seis hijos: a saber: Vicente Celestino, Juan Pablo, Rosa, Filomena, María Francisca y Manuel Duarte; estando este emancipado por tener la edad competente para ello[2]. Después, instituye y nombra: ... por mis únicos y universales herederos a mis legítimos hijos, Vicente Celestino, Juan Pablo, Rosa, Filomena, María Francisca y Manuel Duarte, para que todo lo que se reconozca por de mi propiedad lo hayan gocen y hereden por iguales partes en absoluta propiedad, en la bendición de Dios y la mía[3]. No menciona a Sandalia como hija de su matrimonio con doña Manuela Díez ni como heredera de sus bienes.

Resulta difícil creer que un padre como don Juan José Duarte Rodríguez, el mismo que en una ocasión en que las erogaciones parecía que se acrecentaban, advirtiera: No puedo sacrificarlo todo por la Independencia de la patria de mis hijos, porque mi esposa y mis hijas no tienen brazos para trabajar[4], olvidara a su hija más pequeña, la de más frágil edad para enfrentar la vida, y la dejara fuera de la lista de sus hijos procreados con doña Manuela Díez y de sus únicos y universales herederos de sus bienes, que eran sus legítimos hijos.

Resulta inexplicable también que doña Manuela Díez Jiménez, a la hora de partir al exilio con todos sus hijos y sus nietos, permitiera que su hija más pequeña se quedara en Santo Domingo, sola, sin un familiar cercano y sin patrimonio alguno; o en el caso de la otra versión, mucho menos podemos creer que doña Manuela iba a permitir que se quedaran solas su nuera y sus dos nietas más pequeñas en Santo Domingo, cuando toda la familia se iba con ella, precisamente a reunirse con Juan Pablo, que ya estaba expatriado en Venezuela y que se uniría a todos ellos en La Guaira.

Debe mencionarse también que de Vicenta Díez, la supuesta prima de Duarte, tampoco se ha encontrado documento alguno que testimonie su existencia. Carlos Larrazábal Blanco, en su amplio estudio sobre genealogía de familias dominicanas[5], no consigna a esta persona en rama alguna de la familia Díez.

Si realmente Sandalia Duarte Díez existió lo que dudamos hasta prueba en contrario por todo lo antes expuesto, tuvo que haber fallecido en Santo Domingo antes de que su padre testara y no como contrariamente se alega, ya que en dicho testamento Juan José Duarte tampoco menciona a sus hijos fallecidos para ese entonces, a saber: María Josefa (n. 1810)[6], Manuel (n. 1811)[7], Ana María (f. 1816)[8], Manuel (1816[9]-1818[10]) y Juana Bautista (n. 1824)[11].


Fuentes Bibliográficas: 

[1] García Lluberes, Alcides: Carta del Dr. Ayala-Duarte al historiador Fr. Andrés Mesanza, o. p., Continuación de una nota, Listín Diario, No. 12429, Santo Domingo, 1929; Clío, No. 87 - Órgano de la Academia Dominicana de la Historia, Santo Domingo, 1950, pág. 48; Instituto Duartiano, Volumen I, Santo Domingo, Editora del Caribe, 1970, pág. 32

[2] Alfau Durán, Vetilio: Don Juan José Duarte - Breves Apuntes Biográficos, Apéndice I, Testamento de don Juan José Duarte, Boletín del Instituto Duartiano, No. 3, Santo Domingo, Impresora Arte y Cine, 1970, págs. 45,46 y 47; Duarte en la historiografía dominicana, Recopilación y notas bio-bibliográficas de Jorge Tena Reyes, Santo Domingo, Editora Taller, 1976, Nota 82, págs. 73 y 74

[3] Alfau Durán, Vetilio: Op. cit., págs. 45,46 y 47; Tena Reyes, Jorge: Op. cit., Nota 82, págs. 73 y 74

[4] Alfau Durán, Vetilio: Op. cit., págs. 45,46 y 47; Tena Reyes, Jorge: Op. cit., Nota 82, págs. 73 y 74

[5] Larrazábal Blanco, Carlos: Familias Dominicanas, Academia Dominicana de la Historia, Santo Domingo, Editora del Caribe, 1967-1980, 9 volúmenes

[6] Archivo General de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Parroquia de Santa Bárbara: Bautismos, Libro II, Folio 144; Coiscou Henríquez, Máximo: Juan Pablo Duarte y Díez - La Familia, Infancia y Adolescencia, Duarte en la historiografía dominicana, Recopilación y notas bio-bibliográficas de Jorge Tena Reyes, Santo Domingo, Editora Taller, 1976, Nota 171, págs. 86 y 87

[7] Archivo General de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Parroquia de Santa Bárbara: Bautismos, Libro II, Folio ilegible, pág. 353, Estante B, Caja 14, Legajo 2; Coiscou Henríquez, Máximo: Op. cit., Nota 173, pág. 87

[8] Archivo General de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Parroquia de Santa Bárbara: Defunciones, Libro I, Folio sin numerar, Estante B, Caja 23, Legajo 2; Coiscou Henríquez, Máximo: Op. cit., Nota 175, pág. 87

[9] Archivo General de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Parroquia de Santa Bárbara: Bautismos, Libro IV, Folio 61, Partida No. 193, Estante B, Caja 20, Legajo 4; Coiscou Henríquez, Máximo: Op. cit., Nota 176, pág. 87

[10] Archivo General de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Parroquia de Santa Bárbara: Defunciones, Libro X, Folio 30, Estante B, Caja 18, Legajo 4; Coiscou Henríquez, Máximo: Op. cit., Nota 177, pág. 87

[11] Larrazábal Blanco, Carlos: Op. cit., Tomo III, Santo Domingo, Editora del Caribe, 1975, pág. 79; Coiscou Henríquez, Máximo: Op. cit., Nota 178, pág. 87


Otras Fuentes Consultadas: 

Alfau Durán, Vetilio: En torno a la supuesta descendencia de Duarte, Boletín del Instituto Duartiano, No. 9, Santo Domingo, Impresora Arte y Cine, 1973

Ayala Lafée, Cecilia; Wilbert, Werner y Calles, Ariany: La Familia de Juan Pablo Duarte en la Caracas de 1845-1890, Caracas, Gráfica William, 2003

Balcácer, Juan Daniel: Manuela Díez de Duarte y En torno a la supuesta descendencia de Juan Pablo Duarte, Vicisitudes de Juan Pablo Duarte, Santo Domingo, Banco Central, 1998

Despradel Batista, Guido: Aporte de la Familia Duarte Díez a la Independencia Dominicana, La Palabra, La Vega, 1937; Revista Renovación, Santo Domingo, 1975

García Lluberes, Alcides: Duarte y otros temas, Academia Dominicana de la Historia, Volumen XXVIII, Santo Domingo, Editora del Caribe, 1971

García Lluberes, Leónidas: Crítica Histórica, Academia Dominicana de la Historia, Volumen XVI, Santo Domingo, Editora Montalvo, 1964

Larrazábal Blanco, Carlos: Los Duarte y Los Díez, Boletín del Instituto Duartiano, No. 8, Santo Domingo, Impresora Arte y Cine, 1972; Familias Dominicanas, Tomo III, Academia Dominicana de la Historia, Volumen XXXVII, Santo Domingo, Editora del Caribe, 1975

Marte, Roberto y Cordero Velásquez, Luís: Juan Pablo Duarte y la Venezuela de su época, Santo Domingo, Banco Central, 1987

Patín Veloz, Enrique: La Familia Duarte, Temas Duartianos, Santo Domingo, Editora Milvio & Ass., 1983

Peña, Ángela: Así era Duarte, 3ra. Edición corregida y ampliada, Santo Domingo, Editora Lozano, 1996

Tejera Bonetti, Emilio: La Ascendencia Paterna de Juan Pablo Duarte, Clío, No. 1 - Órgano de la Academia Dominicana de la Historia, Santo Domingo, Imprenta J. R. Viuda García, Sucesores, 1933

Troncoso Sánchez, Pedro: Manuela Díez, Madre y Prócer, Boletín del Instituto Duartiano, No.17, Santo Domingo, Impresora Arte y Cine, 1982

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|