INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 11 DE NOVIEMBRE DEL 2006

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LA IGLESIA DE LOS SANTOS DE LOS  ÚLTIMOS DÍAS Y LA GENEALOGÍA (1 de 2)

Preparado por Julio Amable González Hernández

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, más comúnmente conocida como “Los Mormones”, tiene su origen en el primer tercio del siglo XIX. Según sus seguidores, Joseph Smith Jr., su fundador, tuvo unas apariciones de Dios Padre y de Jesucristo, quienes lo designaron profeta. El 6 de abril de 1830, Smith Jr. y unos 56 seguidores, quienes dicen tener su origen en la iglesia primitiva cristiana, establecieron la sede de la iglesia en Fayette, New York.

En su primera década de existencia, la sede de la Iglesia fue mudada de New York a Kirtland, Ohio, debido en parte a las persecuciones de que eran objeto. El mismo Joseph Smith Jr., fue asesinado por una multitud en Carthage, Illinois.

Su sucesor, Brigham Young, también señalado como profeta, condujo a sus seguidores al valle de Salt Lake, en el estado de Utah, en la parte occidental de los Estados Unidos.

Su sede permanece aún en Salt Lake City, Utah. Con los años, su crecimiento y expansión ha sido extraordinario. En la actualidad, su membresía supera los 12.5 millones de personas, considerándose la cuarta religión en tamaño en los Estados Unidos y una de las de mayor tasa de crecimiento de miembros por año en muchas partes del mundo.

Una característica muy particular de los miembros de dicha iglesia es la investigación y registro de sus ancestros, esto hasta donde sea posible. Así lo determinan sus ordenanzas, no como un fin, sino más bien como un medio.

La razón de la intensa búsqueda de los antepasados llevada a cabo por los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se debe a su creencia de que las relaciones familiares pueden durar para siempre y no “sólo hasta que la muerte los separe”. Según ellos, Jesucristo le reveló a Joseph Smith Jr., “que la misma sociabilidad que existe entre nosotros aquí en la tierra, existirá entre nosotros allá en la eternidad, pero la acompañará una gloria mayor”. De esta forma, los miembros de la familia que acepten la expiación de Jesucristo y sigan su ejemplo podrán estar juntos para siempre.

Igualmente, se proporcionan otras ordenanzas como el bautismo, para los que hayan fallecido sin haber tenido la oportunidad de recibir el evangelio de Jesucristo. De esta forma, se promueve la realización del “bautismo de los muertos” a favor de los antepasados de todos los miembros de dicha iglesia.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no ha escatimado esfuerzos ni recursos para proveer a sus seguidores de todos los medios posibles y necesarios para investigar sus ancestros.

Con la finalidad de proporcionar a sus miembros herramientas para la investigación de sus antepasados, la iglesia, previa autorización y coordinación con las instancias correspondientes, ha microfilmado todos los registros civiles y parroquiales existentes al momento de ese proceso de todos los países donde tiene seguidores.

Una copia de la microfilmación le es entregada al custodio legal de los documentos. Igualmente, se preserva una copia en las bóvedas de la Iglesia en Salt Lake City. También conservan copias en los Centros de Historia Familiar de la iglesia del país de que se trate, donde están disponibles al público en general para su visualización de forma gratuita.

Los primeros miembros de la iglesia llegaron a República Dominicana en el año 1978 y en poco tiempo iniciaron la microfilmación en las oficialías civiles y en las parroquias de todas las actas de nacimiento, matrimonio y defunción que estuvieron disponibles.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|