INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 18 DE NOVIEMBRE DEL 2006

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LA IGLESIA DE LOS SANTOS DE LOS  ÚLTIMOS DÍAS Y LA GENEALOGÍA (2 de 2)

Preparado por Julio Amable González Hernández

 

Los Centros de Historia Familiar son dependencias normalmente adyacentes a los templos donde se preservan determinadas cantidades de rollos microfilmados. Cuentan también con lectores para que el visitante pueda cómodamente acceder a la información contenida en el rollo mismo. Usualmente, los rollos físicos y el inventario de estos se encuentran muy bien organizados. Siempre personas de la Iglesia, con buen conocimiento general del tema, asisten a los visitantes. El horario de servicio varía de un centro a otro. Resulta muy atractivo sentarse en un Centro de Historia Familiar en Santo Domingo, por ejemplo, y poder ver un acta de nacimiento de Montecristi, de matrimonio de Samaná o de defunción de Barahona.

A la fecha, en República Dominicana existen unos 1,200 rollos. Estos cubren desde los documentos más remotos hasta los de años recientes. La iglesia tiene reglas muy estrictas para la documentación que maneja, observando las leyes sobre derecho de autor y privacidad, por lo que no se microfilman registros de personas vivas, ni se reproducen los rollos de microfilms a menos que el custodio legal del material microfilmado haya otorgado su permiso.

Independientemente del uso que por razones dogmáticas los miembros de la Iglesia le da a esta información, la misma es de vital importancia para los países donde se han llevado a cabo las referidas microfilmaciones. Esta transferencia del documento a otro medio de registro y su localización en otros lugares, permite su preservación contra incendios, desastres, inundaciones o simplemente el deterioro por el tiempo mismo. Existen innumerables ejemplos en muchas partes del mundo, muy particularmente en el sudeste asiático, donde los desastres naturales han destruido los registros civiles. Gracias a los rollos de los Mormones se ha podido recuperar la información. Aquí en República Dominicana, muchos de los registros microfilmados hace unos 30 años ya no existen físicamente.

La otra gran ventaja de las microfilmaciones es que la iglesia comparte gratuitamente con sus miembros y no miembros la  información genealógica contenida en sus rollos de microfilms. Esto lo lleva a cabo a través de 3,575 Centros de Historia Familiar en 65 países en todo el mundo. Estos centros están enlazados vía “internet” con todos los recursos de investigación genealógica que ofrece la iglesia, tales como censos, registros civiles, registros parroquiales, bibliotecas, colecciones genealógicas, árboles genealógicos, etc.

En República Dominicana, la iglesia posee seis Centros de Historia Familiar en el Distrito Nacional y otros tantos en el interior del país. Entre estos se pueden contar los de Santiago, San Francisco de Macorís, La Romana, La Vega, Puerto Plata, Azua y San Cristóbal.

La Biblioteca de Historia Familiar de Salt Lake City constituye la más gigantesca colección de registros genealógicos del mundo. Esta se encuentra protegida bajo rigurosas medidas de seguridad y estrictos requerimientos  medioambientales, en una red de túneles que alcanzan los 210 metros hacia el interior de una montaña de granito.

La Biblioteca de Historia Familiar es mundialmente famosa por poseer 2.3 millones de rollos de microfilms, 180,000 microfichas con 900 imágenes cada una, 288,000 libros y 4,500 periódicos.

Como queda visto, extraordinario e invaluable ha sido el aporte realizado por la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a la genealogía dominicana y universal.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|