INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

División territorial de la isla de Santo Domingo hasta 1795

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 6 DE OCTUBRE DEL 2012

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

HINCHA EN LA GENEALOGÍA DOMINICANA

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

Hincha (Ench, en creole, Hinche, en francés) es hoy una ciudad haitiana, capital del Departamento del Centro, pero en el siglo XVIII era una población perteneciente a la parte española de la isla de Santo Domingo.

Fue fundada en 1704 en el lugar donde en el siglo XVI se asentó la villa de Lares de Guaba, un área intermedia entre el río Dajabón, al norte, y la población de Bánica, al sur. Fue la comunidad española más próxima a la colonia francesa de Saint Domingue, colindando con Gonaives, Petit Riviere y Mirabelais, y la más importante de la zona limítrofe con las posesiones francesas.

El grueso de sus pobladores fueron colonos procedentes de las Islas Canarias, que la constituyeron en un importante centro ganadero que participó de la venta de reses al Santo Domingo francés y la importación de toda clase de mercaderías y esclavos. El tráfico comercial hacia la colonia francesa favoreció no sólo la aparición de numerosos hatos con miles de cabezas de ganado en su zona de influencia 19,335 animales y 694 hateros en 1744, sino también su crecimiento demográfico: de 2,500 habitantes en 1740, pasó a tener 3,092 en 1760.

Una relación de los apellidos de los bautizados en la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de Hincha entre 1782 y 1794, compilada y cotejada por el genealogista Antonio Guerra Sánchez, permite constatar la riqueza patronímica de Hincha: Aldana, Amo, Andújar, Arencibía, Arias, Ariza, Arnez, Arraez, Arriola, Aybar, Balcázar, Baltazar, Barceló, Bautista, Bejarano, Belén, Bello, Bernabé, Bernal, Betancourt, Bidó, Biton, Blandén, Bonifacio, Bueno, Brea, Cabral, Calderón, Camilo, Castillo, Castro, Carré, Carvajal, Ceballos, Colomé, Concepción, Consuegra, Contreras, Correa, Coto, Cubilet, Cuéllar, Cuello, Cueto, Cuevas, de Acosta, de Castro, de Jesús, de la Cruz, de la Paz, de la Rosa, de León, de los Santos, de Peña, de Sosa, del Castillo, del Rosario, del Villar, Delgadillo, Díaz, Encarnación, Evangelista, Falcón, Familias, Febre, Felipe, Féliz, Fermín, Figueras, Figueredo, Figueroa, Fletes, Florentino, Fragoso, Fragozo, Franco, García, Girón, Gomera, Gómez, González, Guillén, Guzmán, Hernández, Herrera, Hiciano, Ibe, Infanzón, Interial, Javier, Jiménez, Juárez, Laballe, Labat, Lara, Lavastida, Leguisamón, León, Leonardo, Liranzo, López, Lorenzo, Luciano, Luna, Maldonado, Mani, Maríñez, Martínez, Mártir, Mateo, Maturín, Medina, Mejía, Meléndez, Melfi, Mella, Mena, Méndez, Mercero, Milano, Miniel, Miranda, Montes de Oca, Montiel, Moreno, Morillo, Muñoz, Nina, Ocaña, Ortiz, Padilla, Pancho, Paniagua, Paradal, Paredes, Pascasio, Paulino, Paz, Peña, Peralta, Perdomo, Pérez, Puesán, Quezada, Rafael, Ramírez, Regalado, Reyes, Reynoso, Río, Rivera, Roberto, Rodríguez, Romero, Romo, Rosa, Rovino, Ruiz, Saballos, Salazar, Saldaña, Sánchez, Sánchez-Valverde, Sandoval, Santamaría, Santana, San Pedro, Santos, Saviñón, Sico, Sierra, Sosa, Soto, Suárez, Suero, Susaña, Tapia, Tejada, Tirado, Tolentino, Tolvi, Trejo, Ubrí, Valerio, Vargas, Vásquez, Veloz, Vicioso, Vidal, Villar, Vizcaíno, Zabala y Zapata.

La revolución de los esclavos en Saint Domingue en 1791 y la firma del Tratado de Basilea en 1795, que implicó la cesión del territorio donde se hallaba enclavada a Francia, determinaron que los pobladores de Hincha salieran forzosamente hacia otras poblaciones de la parte este de la isla, en las que se asentaron definitivamente, dando origen a familias cuyos apellidos hoy se consideran representativos de diferentes localidades. Como nos refiere el propio Antonio Guerra, los habitantes de Hincha se esparcieron por toda la geografía nacional. En El Seibo, Los Llanos (San José de los Llanos) e Higüey, por ejemplo, apellidos provenientes de allí son: de Castro, Familias, Herrera, Jiménez, Santana, Sosa y Vásquez; en Baní, Azua y Yaguate-Nigua, aparecen los Andújar, Arias, Cabral, Luna, Medina, Moreno, Nina, Perdomo, Romero y Saldaña; en San Carlos y Santo Domingo radicaron los Bello, Casado (éstos también en el Maniel o San José de Ocoa), de Castro, Herrera, Mella, (o Meya), Moreno, Ruiz, Veloz y Vicioso; a Santiago y La Vega (sobre todo en San José de las Matas) llegaron los Ariza, Consuegra, Luna, Mena y Zapata. En Moca, de manera preeminente, se establecieron los Guzmán. En el municipio de Moca existe incluso una sección llamada Hincha, nombre este indudablemente vinculado a pobladores que llegaron hasta ese punto del Cibao.

La obligada migración de los habitantes de Hincha la constituyó pues en un núcleo matriz importantísimo para los estudios genealógicos dominicanos.


Fuente Bibliográfica: 

http://es.wikipedia.org/wiki/Hincha

Hernández González, Manuel Vicente: La colonización de la frontera dominicana 1680-1795, Archivo General de la Nación - Academia Dominicana de la Historia, Santo Domingo, 2006

Pérez Guerra, Irene: Historia y lengua - La presencia canaria en Santo Domingo - El caso de Sabana de la Mar, Patronato de la Ciudad Colonial - Centro de Altos Estudios Humanísticos y del Idioma Español, Santo Domingo, 1999

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|