INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

La vida cotidiana en el siglo XVIII (Dibujo de Jose Alloza)

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 12 DE OCTUBRE DEL 2013

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

LoS GRATERÓ en repÚblica dominicana

Preparado por Milcíades Humberto Núñez Núñez

 

La familia Grateró esta en nuestras tierras hace alrededor de tres siglos, cuando se estableció en la entonces colonia de Santo Domingo español el francés Francisco Grateró. Francisco casó primero con Ana de Lara, con quien procreó tres hijas, María Nicolasa, Rosa y Luisa.

Entre 1744 y 1745 ocurren varios acontecimientos en esta familia: en 1744 enviuda Francisco, al morir Ana; entre ese año y el siguiente casan dos de las tres hijas y el 13 de mayo de 1745 casa de nuevo Francisco con su segunda esposa, María Sánchez-Lazareno Yanes (m. 1773), quien era hija de Juan Marcos Sánchez Lazareno y Lucía Yanes. De este segundo matrimonio nacen nueve hijos: Francisca (1749-1778), Antonio (n. 1751), Juan (m. 1753), Francisco (n. 1756), Nicolás (n. 1757), Tomás (n. 1759), José (n. 1761), Manuel (m. 1764) y Juana de Mata (1767-1776) Grateró Sánchez-Lazareno. De Antonio Grateró Sanchez-Lazareno es de quien descienden todos los Grateró dominicanos.

La principal y más antigua grafía del apellido en nuestro país es Grateró, aunque existen variantes como Gratereau, Grateraux y Gratereaux. Don Carlos Larrazábal indica que “algunas ramas modernas de esta familia transformaron el apellido en la forma Grateraux”. También nos dice que “la forma Graterau aparece en documentos de 1827, parece que por cuenta del notario o el escribiente, pero el aludido, Lucas, que figura en dicho documento, firma con la forma tradicional” Grateró.

En los archivos parroquiales de La Vega, por ejemplo, el primer registro con la grafía Gratereau data de 1872, siendo cura el padre Juan Francisco Cristinace, quien por ser natural de la isla de Córcega,perteneciente a Francia, debió conocer la escritura original, y de seguro debe haberlo hablado con los Grateró veganos. La mayoría siguió utilizando Grateró aunque una rama cambió a Gratereau, que posteriormente mutó a la variante contemporánea Gratereaux.

En Francia, la grafía Gratereau existe al menos desde inicios del siglo XVI en el oeste de dicho país, principalmente en la región de Países del Loira y en la comuna Fontenay-le-Comte. De esta estirpe existe genealogía detallada de varias generaciones. Allí mutó a Graterau. La grafía Gratereaux parece ser exclusiva de nuestro país.

En la actualidad, en República Dominicana existe presencia del apellido en el Cibao, el sur y Santo Domingo. En la provincia de La Vega, incluyendo los municipios de Constanza y Jarabacoa, ha nacido más del 40% de Grateró (con todas sus variantes) dominicanos contemporáneos.

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|