INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 2 DE SEPTIEMBRE DEL 2006

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

CATALANES EN MONTECRISTI

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

Nuestro miembro correspondiente Jail Aurich, localizó en el Archivo General de la Nación (Sección Interior y Policía, Legajo 3, Expediente 4) un interesante documento en el que consta que el 27 de enero de 1866 su tatarabuelo, el catalán Miguel Aurich, promovió un informativo testimonial por ante la Alcaldía Constitucional de la común de Santiago a los fines de comprobar la propiedad y entrar en posesión de dos casas de madera de “pispen” y techadas de zinc que había construido en Montecristi, frente al mercado público de esa ciudad, durante la permanencia allí del ejército español, en dos solares comunales.

Aurich sometió inicialmente como testigos a los señores Desiderio Campdesuñer, Francisco Casals, Pedro Tió, Pedro Borrell y José Feliú, este último fue sustituido por José Borrás y Félix Barreda. Los deponentes coincidieron afirmativamente en la condición de propietario y constructor de los inmuebles de Aurich, dejando por sentado además que éste no vendió sus viviendas ni antes ni después de la salida del ejército español y que los solares donde se levantaron fueron solicitados y concedidos por el gobernador, general José de La Gándara. Borrell y Tió declararon asimismo que vivieron en esas casas y Campdesuñer y Barreda corroboraron los hechos planteados por haber también construido sendas casas en la ciudad noroestana.

Aurich recibió “en original” las actas levantadas en ocasión de las declaraciones de los testigos, para hacer uso de ellas como mejor conviniera a sus derechos. Desconocemos el desenlace del asunto, pero no obstante, este proceso revela interesantes noticias de interés genealógico. En primer lugar, permite precisar que ya para 1866 los personajes involucrados residían en Santiago y que lo hacían en Montecristi en 1864, por ser entonces cuando La Gándara asumió como gobernador de la entonces provincia española de Santo Domingo. En segundo orden, nos ofrece sus edades, con lo que se conoce su año de nacimiento. Finalmente precisa su lugar de origen: todos, con excepción de Barreda, natural de Castilla La Vieja, eran oriundos de Cataluña y ejercían el comercio como profesión.

Pero al mismo tiempo, el estudio de este documento abre varias interrogantes. ¿Fue Montecristi el asiento original de estos catalanes en el país o vivieron allí circunstancialmente? ¿Acaso vivían en Santiago, desde donde se trasladarían después del incendio que la destruyó en septiembre de 1863? ¿Residían en Montecristi cuando La Gándara la invadió en mayo de 1864 o se mudaron allí durante el curso de su estadía, que se prolongó hasta diciembre de 1864? Al posesionarse de Montecristi, La Gándara erigió varias obras públicas, con lo que la obtención de solares para la construcción de viviendas parecería inscribirse en su política de mejoría de la imagen urbana.

De estos personajes ha sido posible obtener datos posteriores. De Desiderio Campdesuñer se sabe que vivía en Santiago antes de 1863. Era natural de Calella, hijo de José Campdesuñer y Magdalena Garrigá. Casó en Santiago el 10 de mayo de 1873 con Ana Luisa Tejera, puertoplateña, hija de Guillermo Tejera e Isabel Burgos. Murió en Santiago el 31 de julio de 1886 a los 45 años de edad.

Francisco Casals nació en Barcelona el 14 de marzo de 1843. Hijo de Pedro Casals Pagés y Teresa Bosch Borja. Llegó al país el 16 de mayo de 1859, contando con 16 años de edad. En 1865 casó con Petronila Suárez. Murió en Santiago el 2 de enero de 1904.

Pedro Tió era hijo de Pedro Tió y Julia Llovet. Casó en Santiago el 4 de julio de 1872 con Concepción Tavárez, hija de Lino y Concepción Tavárez.

Pedro Borrell nació en Mataró, Barcelona. Era único varón en el matrimonio de Pedro Borrell Rimbaud y Rita Cot. Llegó a Santiago en 1859, donde casó el 9 de enero de 1867 con Leonor Arché, hija de José Arché y Baldomera Román Leguisamón.

José Feliú era natural de Calella, hijo de José Feliú y Narcisa Esteva. Llegó al país en la época de la Anexión. En la Segunda República se dedicó a las actividades políticas. Baecista, alcanzó el grado de general de brigada. Fue Comandante de Armas en La Vega y director de la banda militar de música de Santiago en 1879. Además dirigió la banda de música del batallón Yaque en Santiago.

José Borrás era natural de Blanes, hijo de Antonio Borrás y Francisca Andreu, Casó en Santiago el 20 de enero de 1868 con Celia Peralta, hija de Federico Peralta y María de Jesús Fernández. Murió en Santiago el 5 de mayo de 1910 a los 67 años de edad.

Félix Barreda era originario de Valladolid y casó con Beatriz Rodríguez, hija de la unión libre de Tomás Alonso Rodríguez (a) Padrecito, también valisoletano, y de Josefa Rodríguez. En su establecimiento comercial laboraron en 1876 y 1879, respectivamente, los hermanos ingleses James y William Palmer, cuñados de su suegro y hermanos de Elizabeth Moseley Palmer.

Miguel Aurich nació en 1832 en Mataró, Barcelona. Estableció una sociedad llamada “Miguel Aurich y compañía”, dedicada a la compra y venta de inmuebles. Casó el 16 de julio de 1867 con Adelaida Báez, hija natural del Gral. Manuel de Regla Mota Álvarez y María de Regla Báez Castillo. Murió en Curazao en 1869, donde fue exilado por Buenaventura Báez durante su gobierno de los Seis Años, junto al tío político de su esposa, el prócer naval Gral. Juan Alejandro Acosta Bustamante.


Fuentes Bibliográficas: 

Archivo Notarial Santiago Reinoso, Protocolo notarial Sebastián Pichardo y Joaquín Dalmau, acto número 44, 24 octubre 1876

Boletín del Archivo General de la Nación No.104: Indice general de los libros copiadores de la sección de Relaciones Exteriores, año 1879, enero-diciembre 1962

Espinal Hernández, Edwin: Presencia catalana en Santiago en “De mi quehacer genealógico”, Instituto Dominicano de Genealogía, serie Charlas Genealógicas, volumen I, Santo Domingo, 2003

Moya Pons, Frank: Manual de Historia Dominicana, Décima Edición, Santo Domingo, Caribean Publishers, 1995

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|