INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

Bahía de Montecristi de Samuel Hazard

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 17 DE SEPTIEMBRE DEL 2011

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

Inmigrantes Ahuyentados (1 de 2)

Preparado por Julio Amable González Hernández

 

En las últimas décadas del siglo XIX se produjo una notable migración a Montecristi procedente de las islas anglo-parlantes del Caribe, con preponderante presencia de las Islas Turcas y Caicos.

Estos “buscadores de mejor vida”, ya en territorio dominicano preservaron los rasgos de su identidad, tales como sus creencias religiosas, sus tradiciones y sus celebraciones.

Considerados como “decentes y honrados” los mismos demostraron notables habilidades en una gama amplia de oficios, entre los que se encuentran carpinteros, ebanistas, barberos, herreros, sastres, panaderos, modistas, marineros, cocheros, lavanderas, costureras y zapateros. Las casas victorianas y de estilo anglo antillano que una vez le dieron esplendor a Montecristi fueron obra de esta poco conocida oleada de inmigrantes.

Los mismos llegaron a nuestro país con sus familias y se establecieron en la parte noroeste de la mencionada ciudad norteña, en un barrio al que denominaron Turkilán.

Otra de las obras construidas en la ciudad por estos inmigrantes fueron dos iglesias, estando una parte de los fieles adscritos a la Iglesia Metodista Wesleyana de las Islas Turcas. Una tercera iglesia también establecida fue la Metodista Libre.

Es también relevante el hecho de que se segmentó el cementerio en dos partes, una para los inmigrantes isleños y la otra para los montecristeños.

Sólo como una muestra de la presencia de los naturales de las Islas Turcas en Montecristi, transcribiremos un resumen de las actas de matrimonios suscritas en dicha ciudad en los primeros cinco meses del año 1890.  

El 10 de enero de 1890 casó Alfonzo Tucker, de 34 años, marinero, natural de Islas Turcas, residente en esa ciudad, hijo natural de Juana Tucker, natural del mismo lugar, con Juana Trott, de 39 años, costurera, natural de Islas Turcas, hija legítima de Stepen Trott y Phoe Trott, también de Islas Turcas.

El 11 de enero de 1890 casó José Milbourne, de 25 años, cochero, natural de Islas Turcas y residente en esa ciudad, hijo legítimo de Alexandre Milbourne y de Arieta Doran, con Matilde Harvey, de 28 años, de profesión lavandera, natural de Islas Turcas, hija legítima de José Harvey y Tera, naturales del mismo lugar.

El 10 de febrero de 1890 casó Alberto Gricen, de 30 años, marinero, natural Las Antillas Inglesas, residente en esa ciudad, hijo natural de Sara Tausan, con Elisa Saret Molins, de 33 años, natural de Islas Turcas y residente en esa ciudad, hija legítima de Henri Molins y Susana Molins.

El 10 de febrero de 1890 casó Wood Gricen, de 37 años, marinero, natural de Samaná y residente en esa ciudad, hijo legítimo de Youli Gricen, norteamericano, y Eledia Crin, con Guayina Polensca, viuda, de 32 años, lavandera, de nacionalidad inglesa, natural de Islas Turcas y residente en esa ciudad, hija legítima de Charlis Polensca y Masta Polenca, naturales de dicho lugar.

El 11 de abril de 1890 casó Thomas L. Lightbourne, de 24 años, carpintero, natural de Islas Turcas, residente y domiciliado en esta ciudad, hijo legítimo de Birkley Lightbourne y Malvina Lightbourne, naturales del mismo lugar, con Mary E. Hepunth, viuda de Spencer, de 44 años, costurera, natural de Islas Turcas, hija legítima de Guerltimo Hepunth y María Hepunth, también naturales del mismo lugar.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|