INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

  Movimiento Restaurador

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 5 DE DICIEMBRE DEL 2009

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

sANTIAGO RODRÍGUEZ: PRÓCER DE LA RESTAURACIÓN (1 de 3)

Preparado por Mario Julio Jáquez Torres

 

Santiago Rodríguez Milou nació presuntamente en 1809 en Dajabón, cuando esta pertenecía a Fort Liberté y se estableció en Sabaneta después que esa ciudad noroestana fue incendiada y destruida tras el paso de las tropas haitianas encabezadas por el general Pierrot, que venían en retirada tras la humillante derrota sufrida en Santiago el 30 de marzo de 1844. Al producirse la Anexión a España el 18 de marzo de 1861, Santiago Rodríguez desempeñaba el cargo de Acalde Constitucional de Sabaneta, cargo que mantuvo a pesar de no estar de acuerdo con el estado de cosas entonces imperante.

Fue líder de la acción conocida como el Grito de Capotillo, con la cual se dio inicio a la Guerra de la Restauración, el 16 de agosto de 1863, junto a otros 13 revolucionarios: José Cabrera, Benito Monción, Eugenio Belliard, Segundo Rivas, Alejandro Bueno, Palilo Reyes, Juan de Mata Monción, San Mesquita, Tomas Aquino Rodríguez, Sotero Blanc, Juan de la Cruz Álvarez, Juan A. Polanco y Pedro A Pimentel.

Como muchos grandes personajes de la historia, su vida está llena de misterios y no está exenta de mitos; a él se le atribuye la fundación de Sabaneta, población que hoy día es la capital de la provincia que lleva su nombre. Eso es sin dudas un mito, pues familias dajaboneras que huyeron de las barbaries haitianas se ubicaron después de la destrucción de Dajabón por las tropas de Pierrot en 1844, a orillas del rio Yaguajal, en las inmediaciones del viejo hato El Cercadillo, propiedad de don Tomás Contreras, que existía antes de 1789 y que aparece en el itinerario de Santiago a Dajabón, que consigna Delmonte y Tejada en su Historia de Santo Domingo. El terreno escogido por esos habitantes fue el de la denominada Sabaneta Novillo, también conocida como Sabaneta Española, que entonces constituía una de las secciones de la común de San José de las Matas, donde existía previamente un caserío. Este pequeño poblado ya contaba con una ermita en 1815, como consta en las actas de defunción de Catalina Jáquez y Felipa Pilarte viuda Uceta, fallecidas en 1815 y 1816 respectivamente, en dicha comunidad. En el primero de estos documentos se consigna que Catalina Jáquez falleció en Cana, muy distante de este lugar. Se enterró su cuerpo en la ermita de Sabaneta, de esta parroquia vecina.  En la defunción de Felipa Pilarte viuda Vicente Uceta, en 1816,  se indica: fallecida en su casa de campo en Cana, a distancia de cinco leguas de este lugar y sepultada en la ermita de Sabaneta”. Por tanto, afirmar que Santiago Rodríguez fundó Sabaneta es una exageración.

Así como se le atribuyen determinados hechos, del mismo modo se le desconoce el mérito en otros, como el papel desempeñado durante la Anexión a España y su rol en la Guerra de la Restauración, epopeya en la que se ha resaltado como su primera espada al general Gregorio Luperón, quien estuvo ajeno a los aprestos iniciales en contra del yugo español, no sobresaliendo sino a partir de la toma de Santiago en septiembre de 1863.

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|