INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

en

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO HOY

SÁBADO, 19 DE FEBRERO DEL 2005 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

¿QUÉ ES EL INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA?

Preparado por Edwin Rafael Espinal Hernández

 

El Instituto Dominicano de Genealogía, Inc., es una institución sin fines de lucro, fundada el 26 de enero de 1983 con el objetivo de ampliar e intensificar los estudios y las labores en el campo de la genealogía en el país.

Para el cumplimiento de sus fines, los miembros del Instituto realizan investigaciones especialmente referidas a familias dominicanas. Fruto de esta labor son los volúmenes que conforman su colección editorial, integrada por  las obras: Francisco Espaillat y el desarrollo del Cibao, Ulises Francisco Espaillat y su familia - investigación genealógica,  de Julio Genaro Campillo Pérez; Nosotros, La familia Pichardo Román - estudio genealógico, de Edwin Espinal Hernández; Arzobispo Adolfo Alejandro Nouel y su familia, de Luis José Prieto Nouel; Más Familias Dominicanas, de Patria Quisqueya Concepción; La familia de Máximo Grullón Salcedo, prócer de la Restauración Nacional, también de la autoría de Julio Genaro Campillo Pérez; Baní: Raíces Históricas, de Vetilio Manuel Francisco Valera Valdez y Huellas de Familia - La Familia Simó de Cataluña a Santo Domingo, de Dennis Rafael Simó Torres.

Paralelamente a esta labor editorial, el Instituto ha realizado cinco seminarios sobre genealogía desde 1993 y publica desde ese mismo año el boletín Raíces, que recoge trabajos breves de sus miembros y posee una biblioteca especializada sobre el tema. Asimismo, difunde los trabajos de sus miembros a través de charlas todos los primeros miércoles de cada mes a las ocho de la noche en su sede en la Casa de las Academias, ubicada en la calle Mercedes No.204 de la Zona Colonial de la ciudad de Santo Domingo.

De forma particular, la charla correspondiente al mes de julio se celebra desde 1994 en la ciudad de Santiago de los Caballeros u otra ciudad de interés. Esta iniciativa se inició con el entonces Primer Vicepresidente del Instituto, Dr. Federico Carlos Álvarez Perelló, quien en la ocasión  ofreció su trabajo Inquietudes de un aficionado a la genealogía.

En 1995, la charla fue sustituida por un homenaje rendido por la Liga Municipal Dominicana a la ciudad de Santiago, en ocasión del Quinto Centenario de su fundación, al cual el Instituto se vinculó con la selección de las cincuenta personas y las cuatro empresas que más han contribuido al desarrollo de Santiago, los cuales fueron homenajeados por el Ayuntamiento del municipio como “Ciudadanos Prominentes” y “Empresas Privadas Meritísimas”.

En 1996, nuestro Miembro de Número y actual Presidente, Lic. Edwin Espinal Hernández, ofreció su charla Los Benoit: familia de solera de Jacagua, en el encantador e histórico escenario de las ruinas del segundo asentamiento de la ciudad, enclavadas en propiedades de esta familia de ascendencia francesa.

En 1997, el Miembro Correspondiente Ing. Pablo Gómez Borbón se adentró en el tema Gurabo: su historia y genealogía, para luego conocer los lugares y grutas de esta sección del municipio de Santiago.

En 1998, nuevamente el Miembro de Número Lic. Edwin Espinal Hernández, tuvo a su cargo la charla del mes, esta vez con el tema Genealogía de familias serranas, celebrada en el acogedor Parque Botánico del municipio de Jánico.

En 1999, la actividad se trasladó a Santo Domingo, compartiendo el Lic. Espinal Hernández y la Miembro Correspondiente Nurys Jacobo de Espinal, la exposición Entre la presunción y la prueba: las familias Coste y Ottenwalder.

En el año 2000, se presentó una nueva charla compartida en el Gran Teatro del Cibao, La familia Cantisano: origen y desarrollo, a cargo del Dr. Rafael Cantisano Arias, la Ing. Milagros Cantisano y nuestro Miembro Correspondiente, Ing. Pablo Gómez Borbón.

El Instituto Dominicano de Genealogía está regido por una Junta Directiva compuesta por nueve miembros, que permanecen en sus funciones por espacio de tres años, en tanto que su matrícula la componen cuatro categorías de miembros: académicos, colaboradores, cooperadores y honorarios. Los miembros académicos a su vez se dividen en miembros de número, miembros correspondientes nacionales, miembros correspondientes extranjeros y miembros eméritos. De estos, los numerarios integran la asamblea general ordinaria, en tanto órgano máximo de decisión y son escogidos entre aquellas personas que se hubiesen destacado por su dedicación a los trabajos genealógicos.


Fuentes Bibliográficas: 

Instituto Dominicano de Genealogía: Estatutos y Reglamentos, Santo Domingo, 1997

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|