INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 2 DE DICIEMBRE DEL 2017

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

Ángel Juan José Carretero Gómez, inmortal del deporte vegano

Preparado por Milcíades Humberto Núñez Núñez

 

Juancho Carretero fue exaltado al Pabellón de la Fama de La Vega en 1994 por su extraordinario desempeño en distintos deportes desde joven, especialmente futbol, volibol, beisbol y softbol.

Desde 1947, su nombre sobresalió en diarios nacionales. Dentro del Deportivo Camú Futbol Club enfrentó de manera invicta todos los equipos juveniles existentes entonces en el país, entre ellos el Iberia, Deportivo Español, los Merengues F.C y Santiago F.C.

Donde más destacó fue en volibol; como escribió don Cuqui Córdova, era “buen rematador, colocador y jugador defensivo, pero es recordado por su poderoso y preciso servicio de over-hand, catalogado entre los mejores de esa época. En 1955 ganó a nivel nacional con La Vega y para 1956 fue selección nacional contra Puerto Rico. En Jamaica, durante los IX Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1962, con su destacada participación, el país ganó medalla de plata.

También sobresalió por su liderazgo en actividades deportivas y fue primer presidente de la Unión Deportiva Vegana (UDEVE) al fundarse el 4 de Octubre de 1968. Amó también la poesía; compartía algunas de sus creaciones en distintas actividades.

Juancho nació en La Vega el 2 de octubre de 1931 y fueron sus padres Luis Dionisio Carretero Camarena y Juana Carlota Gómez Meléndez; tenía tres hermanos: Luis Ángel (su mellizo) (1931-2012), José Rafael (Cucho) (1927-1980) y Cucha. Luis Ángel y Cucho también sobresalieron en el deporte, compartiendo todos en el mismo pabellón de inmortales. Casó en La Vega con Violeta Galán Concepción, hija de Francisco Antonio Galán Concepción y Zoila Castillo Espinal, con quien procreó cinco hijos:Ángel Juan José (Juanchito), también deportista; Violeta Dilia; Virginia Carlota D., laureada actriz mejor conocida como Carlota Carretero; María Teresa e Irene Giselle.

Luis Dionisio Carretero Camarena, su padre, fue propietario en La Vega del teatro cine Rívoli, que inauguró en 1927. Cantaba exquisitamente y dirigió el coro de la iglesia de La Vega por décadas. En 1939, en el periódico vegano El Observador, cuando se narran multitudinarios actos asociados a la muerte del padre Francisco Fantino Falco en el Santo Cerro, se señala que el coro fue dirigido por don Luis D. Carretero, “cuya voz parecía secundada por algo divino”.

El historiador y abogado Manuel Ubaldo Gómez Moya (1857-1941) y su esposa Ana Dolores Meléndez Pérez (n. 1871) fueron sus abuelos maternos, quienes además de su madre procrearon al historiador Francisco Antonio (Fito) (1888-1960); al abogado Manuel Ubaldo Gómez hijo Balilo (1892-1851) en cuyo honor una calle importante de la Vega lleva su nombre; a María del Carmen (n. 1894) y Ana Dolores (n. 1896).

Su abuelo paterno Juan José Carretero Pichardo era primo hermano del historiador Bernardo Pichardo Patín, ya que la madre del primero, Rafaela María de Jesús Pichardo, era hermana de José María Pichardo Betancourt, padre de Bernardo, autor de “Resumen de Historia Patria”, el cual sustituyó en la enseñanza pública al de su abuelo Manuel Ubaldo. Asimismo, Frank Moya Pons, autor de “Manual de Historia Dominicana”, también está emparentado con Juancho, pues Cristóbal Marcos Moya Portes, bisabuelo del brillante académico, era hermano de María de Carmen Moya Portes, bisabuela de Juancho.

Sus abuelos paternos, Juan José Carretero Pichardo y María del Carmen Camarena Ramírez, eran naturales de Santo Domingo. Su bisabuelo por la línea Carretero fue Manuel Carretero Godar, comerciante y tronco en el país de la familia Carretero, nacido en Las Peñas de San Pedro, Castilla la Mancha, España, hijo de Juan Carretero y Salvadora Godar. Se estableció en Santo Domingo, donde casó con Rafaela María de Jesús Pichardo Betancourt en la Catedral Santa María la Encarnación el 28 de mayo de 1862.

Dentro de los hermanos de su bisabuela Pichardo se destacó el padre Bernardo Pichardo Betancourt, sacerdote en las iglesias de San Carlos, Santa Bárbara y luego teniente cura de la Catedral; así como José María Pichardo Betancourt quien fue miembro en 1892 de la comisión asociada al IV Centenario del descubrimiento de América, hijos de José Pichardo Tejera y Juana de la Cruz Betancourt Lara.

Juancho falleció en la ciudad de Santo Domingo, donde residía, el 13 de noviembre del presente año. Descanse en paz.

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|