INSTITUTO DOMINICANO DE GENEALOGÍA, INC.

Cápsulas Genealógicas

 

SECCIÓN SABATINA DEL DIARIO Hoy

SÁBADO, 4 DE FEBRERO DEL 2017

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|

 

FAMILIAS CHINAS DE BONAO (1 de 3)

Preparado por Carlos José de Jesús Guzmán Abréu

 

La inmigración china a la Villa de las Hortensias permanece impoluta en el imaginario dominicano gracias a la muy repetida frase que asevera que “eso lo saben hasta los chinos de Bonao”.

Sin embargo, aunque la socorrida afirmación parecería dar a entender que esos chinos eran los últimos en enterarse de cualquier asunto o situación, en verdad, eran ellos el receptáculo privilegiado de todo cuando conversaban los viajeros que hacían su escala obligada en el restaurant que estos migrantes asiáticos regenteaban en la antigua carretera Duarte en su paso por Bonao.

Contrario a lo que pudiera pensarse, los chinos solían escuchar con proverbial discreción el más variado repertorio de comentarios, chismes e informaciones que circulaban entre los personajes de toda índole que pernoctaban en su establecimiento.

Relatos familiares cuentan que el abuelo de Luis Sang, junto a otros parientes, entre ellos su hermano Alejandro; Francisco, su tío; Nicolás y otros apodados Santuá y Gigante se establecieron en La Vega y Santiago, dedicándose al negocio de restaurantes. En La Vega abrieron el muy conocido hotel restaurant “Royal”, así como otro establecimiento de comida que llamaron “Wing Sang Long”.

Aunque la inmigración china inicia su auge en el país en la segunda mitad del siglo diecinueve, el historiador nouelense profesor Francisco A. Batista García no sitúa la llegada de asiáticos a Bonao sino hasta el año 1930, para cuando da cuenta de la llegada de un inmigrante chino que se estableció en la villa.

No obstante, nuestra pesquisa genealógica adelanta el asentamiento de los primeros chinos en Bonao al año 1924, con la llegada de Francisco Sang, Alejandro Sang y de “Jo-ai Pao”, mejor conocido en el pueblo como “Luis Sang”, comerciante cantonés que allí se implantó para finalmente quedarse.

El relato cuenta que en el año 1924 el abuelo Sang viaja a China y de regreso trajo con él a su nieto Luis Sang (Jo-ai Pao). A partir de entonces, Francisco Sang y su sobrino Luis Sang se establecen en Bonao, donde abren un restaurant al que pusieron por nombre “Sang Lee Long”.

 

|<< INICIO<< AUTOR< ANTERIORCALENDARIOPOSTERIOR >AUTOR >>INDICE >>|